El mercado asimiló a Silvina Batakis con un tipo de cambio bursátil de $303 y una brecha de 139%

El dólar que opera en bolsa alcanzó los $300 por unidad.
El dólar que opera en bolsa alcanzó los $300 por unidad.

Se trata del precio que pagan inversores por operaciones de contado con liquidación en la Bolsa porteña. El “blue” saltó 14,2% en la semana y alcanzó los 273 pesos.

La repentina salida de Martín Guzmán del Gobierno y la crisis política que se profundizó por aquel episodio generó un cimbronazo en el mercado bursátil, donde el viernes uno de los tipos de cambio de referencia llegó a cotizar 303,14 pesos de máximo, aunque luego recortó el alza.

El mercado tuvo una semana volátil. La designación de Silvina Batakis en Economía generó un fuerte nerviosismo inicial por la biblioteca con la que llegó la nueva funcionaria y por la demora en la confirmación de su gabinete.

En ese contexto, quienes hicieron operaciones de contado con liquidación con Certificados de Depósito Argentinos (CEDEAR), instrumentos de renta variable que cotizan en la Bolsa porteña, convalidaron tipos de cambio en alza, tocando los 303,14 pesos. Parece sofisticado, pero es la vía que usan cientos de inversores y ahorristas para dolarizarse sorteando el cada vez más estricto cepo cambiario que rige en el país por la escasez de divisas en billete.

El “dólar MEP” o “Dólar Bolsa”, una opción de inversión para operar en dólares a través de la compra y venta de bonos o acciones que coticen en ambas monedas, también viene subiendo fuerte y estirando la brecha con el tipo de cambio mayorista, que cerró en 126,80 pesos (subiendo 23,4% en lo que va del año, por detrás de la inflación de 37%).

En los bancos, el tipo de cambio minorista sube 23,7% en lo que va del año y se ubica en 133,25 pesos y el “solidario”, alcanza los 219,86 pesos. A su vez, en las agencias informales de la city financiera porteña y ante la cercanía de las vacaciones de invierno, el denominado “blue” saltó 6,23% en la jornada y alcanzó los 273 pesos.

En la Bolsa, la operatoria MEP con el bono GD30, uno de los que tiene mayor liquidez en el mercado, alcanzó los 289,29 pesos el viernes, con lo que sube 46,7% en lo que va del año, muy por encima de la inflación. Y el contado con liquidación realizado con el mismo bono subió a 300,89 pesos, con lo que acumuló un avance del 48,1% en el año.

Pero en medio de la volatilidad del mercado, también hubo operaciones con el bono GD46 –de más largo plazo- se llegó a pagar 317,95 pesos. Por la misma operación, pero con acciones de la empresa Transportadora de Gas del Sur, se registró un tipo de cambio MEP de hasta 316,99 pesos.

El tipo de cambio de contado con liquidación con CEDEAR y el tipo de cambio mayorista –que operan empresas dedicadas al comercio exterior y bancos- hoy tiene una brecha del 139%.

El economista Gustavo Ber analizó que los operadores se encuentran atentos a las señales políticas que vayan dejando los diferentes discursos y declaraciones, dado que morigerar la incertidumbre dentro de la coalición gobernante resulta condición necesaria para intentar encarar una “hoja de ruta” económica que calme el nerviosismo de los agentes.

“Recién luego, las miradas podrán trasladarse a la implementación de medidas que apunten a una convergencia en los desequilibrios fiscales, monetarios y cambiarios, los cuales resultan cruciales en busca de ir estabilizando las deterioradas expectativas de los inversores”, comentó el experto.

El Gobierno de Alberto Fernández va dando algunas señales. Cumplió el viernes con el pago de vencimiento de capital con el Fondo Monetario Internacional, por un importe de 1.285,9 millones de dólares y cubrió un vencimiento de capital a acreedores privados por los bonos Globales –emitidos bajo legislación extranjera- por un importe de 425,6 millones de dólares. El lunes 11 de julio, en tanto, Economía abonará los intereses correspondientes a los bonos Bonares, que fueron emitidos en legislación local, por un monto aproximado de unos 243 millones de dólares.

Ber aseguró que los operadores siguen atentos a las intervenciones del Banco Central en diferentes frentes (dólar contado y futuro, Leliqs, bonos) a raíz de las implicancias que van teniendo en la dinámica monetaria y cambiaria dentro de un clima incertidumbre. Y en gran medida la situación compleja impacta en las expectativas.

Eco Go, la consultora que conduce la economista Marina Dal Poggetto, hizo para sus clientes un análisis pormenorizado sobre la situación del Banco Central: los pasivos remunerados del Banco Central aumentaron 1,07 billones de pesos entre el 8 de junio y el 7 de julio, alcanzando los 6,88 billones. Esta deuda pasó en un mes del 7,5% al 8,9% del PIB.

Semejante aumento de la deuda del Central fue por la emisión monetaria para comprar 1,05 billones de pesos en deuda del Tesoro debido al multimillonario desarme de los fondos comunes de inversión. Miguel Pesce, presidente de la entidad rectora, se reunió el miércoles con Javier Bolzico, titular de la cámara bancaria ADEBA, y le dijo que continuará con su política de intervenciones para defender la curva de rendimiento de las letras y bonos del Tesoro.

“Más allá de los vaivenes diarios, los dólares financieros siguen buscando reacomodarse en un piso más alto, a partir de una mayor búsqueda de cobertura de los agentes económicos y el complejo desafío de continuar administrando un delicado escenario de exceso de pesos y defecto de dólares”, analizó Ber.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA