El Gobierno publicó la ley de etiquetado frontal: los cambios con los que te vas a encontrar en el supermercado

El etiquetado frontal ya es ley en Argentina. / Los Andes
El etiquetado frontal ya es ley en Argentina. / Los Andes

La norma busca advertir sobre altos contenidos en grasas, sodio, azúcares, y otras características que pudieran ser nocivas para la salud. ¿Cómo se va a aplicar?

El Gobierno promulgó la Ley 27.642 de Promoción de la Alimentación Saludable, conocida como ley de etiquetado frontal, que tiene como objetivo “garantizar el derecho a la salud y a una alimentación adecuada a través de la promoción de una alimentación saludable, brindando información nutricional simple y comprensible de los alimentos envasados y bebidas analcohólicas, para promover la toma de decisiones asertivas y activas, y resguardar los derechos de las consumidoras y los consumidores”.

La norma fue aprobada por la Cámara de Diputados el 26 de octubre pasado, y se efectivizó mediante el decreto 782/2021 publicado este viernes en el Boletín Oficial, con las firmas del presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti. A partir de ahora, el Poder Ejecutivo tendrá 90 días para reglamentar la ley y dictar las normas complementarias que resulten necesarias para su aplicación.

La Ley de Etiquetado Frontal busca garantizar el derecho a una correcta información nutricional para los consumidores. (Télam)
La Ley de Etiquetado Frontal busca garantizar el derecho a una correcta información nutricional para los consumidores. (Télam)

¿Cómo se verán los productos a partir de su aplicación?

La norma prevé que la industria alimenticia deberá “advertir a consumidoras y consumidores sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías, a partir de información clara, oportuna y veraz”, con un sello de advertencia indeleble por cada nutriente crítico en exceso, según corresponda: “EXCESO EN AZÚCARES”; “EXCESO EN SODIO”; “EXCESO EN GRASAS SATURADAS”; “EXCESO EN GRASAS TOTALES”; “EXCESO EN CALORÍAS”.

En caso de contener edulcorantes, el envase debe contener una leyenda precautoria inmediatamente por debajo de los sellos de advertencia con la leyenda: “CONTIENE EDULCORANTES, NO RECOMENDABLE EN NIÑOS/AS”.

En caso de contener cafeína, el envase debe contener una leyenda precautoria inmediatamente por debajo de los sellos de advertencia con la leyenda: “CONTIENE CAFEÍNA. EVITAR EN NIÑOS/AS”.

El sello adoptará la forma de octógonos de color negro con borde y letras de color blanco en mayúsculas; el tamaño de cada uno no será nunca inferior al cinco por ciento (5%) de la superficie de la cara principal del envase y no podrá estar cubierto de forma parcial o total por ningún otro elemento.

Además, se prohíbe la inclusión de “personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, elementos interactivos, la entrega o promesa de entrega de obsequios, premios, regalos, accesorios, adhesivos juegos visual–espaciales, descargas digitales, o cualquier otro elemento, como así también la participación o promesa de participación en concursos, juegos, eventos deportivos, musicales, teatrales o culturales, junto con la compra de productos con por lo menos un nutriente crítico en exceso, que inciten, promuevan o fomenten el consumo, compra o elección de éste”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA