El Gobierno le pagó un vencimiento de casi u$s 1.900 millones al FMI

Kristalina Georgieva y Martín Guzmán
Kristalina Georgieva y Martín Guzmán

Fue el primer vencimiento de capital de la deuda contraída en 2018. Guzmán justificó el pago al sostener que un default hubiera sido “realmente desestabilizante y peor”.

El Gobierno nacional le pagó este miércoles un vencimiento de capital equivalente a 1.885 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda contraída en 2018 por la administración de Mauricio Macri.

Tras el pago, la deuda con el organismo bajó a 43.569,7 millones de dólares.

Las reservas internacionales cerraron este miércoles en 43.177 millones de dólares, por lo que cayeron en unos 1.992 millones de dólares tras el pago al Fondo y por variaciones en los valores de la canasta de monedas que la componen.

Para gatillar el pago, la gestión de Alberto Fernández usó parte de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que el propio organismo multilateral había enviado a la Argentina el 24 de agosto pasado, por unos 4.334 millones de dólares.

Esos recursos enviados por el Fondo formaron parte de una emisión global por unos 650.000 millones para asistir a los países en medio de la pandemia de Covid-19 y aportar así a una recuperación más vigorosa y sostenible.

Según pudo saber este medio, hay una posibilidad de que el FMI reembolse a la Argentina el año que viene parte de los pagos de capital que se están haciendo ahora con DEGs para evitar el default. Esto sería para robustecer las reservas. Podría ser incluido en el acuerdo final de refinanciación.

Según datos oficiales de la Secretaría de Finanzas de la Nación, al 31 de agosto la deuda con el organismo multilateral alcanzaba los 45.454,7 millones de dólares, cuando los desembolsos originales habían sido por 45.095 millones y a pesar de que ya se habían hecho algunos pagos.

Ese incremento 356,7 millones de dólares corresponde a la acumulación de intereses y de los sobrecargos que el organismo aplica a los países que se endeudaron muy por encima de la cuota que detentan como miembro del Fondo.

Otros pagos

El 2 de agosto pasado, Economía ya le había pagado al FMI una cuota de 345 millones de dólares en concepto de intereses. En tanto, en noviembre próximo, casi en paralelo con las elecciones legislativas, habrá que pagar otros 399 millones de dólares, también por intereses.

Y en diciembre, el Gobierno tendrá que abonar una nueva cuota de capital similar a la que pagó este miércoles, por unos 1.883 millones de dólares (puede variar dependiendo de la cotización de los DEG en ese momento).

Pocos días después, en enero de 2022 habrá que hacer un pago de 738 millones de dólares por capital y en febrero, otro pago por 379 millones de dólares en concepto de vencimiento de intereses.

Pero la etapa más difícil de los pagos arrancaría en marzo de 2022: hay en carpeta pagos por 18.224 millones hasta final de año. De ese total, 17.330 millones son en concepto de capital y 894 millones de dólares por intereses.

No obstante, el Presupuesto 2022 no contempla partidas de recursos para hacer frente a todos esos vencimientos. Esto indica que el Gobierno está apostando a que alcanzará en el corto plazo un acuerdo de refinanciación a, al menos, diez años con el organismo.

¿Por qué se pagó?

El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo este miércoles en una entrevista radial que la deuda con el Fondo es “uno de los peores problemas” que dejó la administración Macri. Y señaló que es “importante aprender para que no vuelva a pasar en Argentina cosas que tanto daño y desazón generan”.

“El prestamos fue vergonzoso: no se utilizó un solo dólar en mejorar la capacidad productiva del país, en generar condiciones para que haya más trabajo en la Argentina”, dijo Guzmán. Y explicó por qué el Gobierno decidió pagar los vencimientos y evitar el default.

Según el ministro, al enfrentar el pago al FMI no tiene que ver con que “guste o no guste” al Gobierno, “sino que tiene que ver con la responsabilidad” entendiendo “que hay caminos que son realmente desestabilizantes y peores”.

“El camino que buscamos construir es de un acuerdo en el que se haga lo que nosotros decimos lo que le hace bien a la Argentina. Y eso se hace en un mundo muy difícil, están pasando cosas peligrosas en este mundo en el cual el establishment financiero, muy poderoso que ha escrito las reglas de juego, sigue buscando profundizar su poder”, dijo Guzmán.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA