El dólar “blue” subió a $219 marcando un nuevo récord y el “contado con liqui” roza los $225

Una persona enmascarada con un detalle de un billete de 100 dólares, en protesta contra el acuerdo que firmó el gobierno de Mauricio Macri con el FMI.
Una persona enmascarada con un detalle de un billete de 100 dólares, en protesta contra el acuerdo que firmó el gobierno de Mauricio Macri con el FMI.

La escasez de reservas y el “atraso” cambiario de 2021 respecto de la inflación están jugando un rol decisivo. Se suma la incertidumbre por la crisis de deuda con el FMI.

El precio del dólar en el mercado informal de divisas porteño saltó cinco pesos (2,34%) este viernes y alcanzó así un nuevo récord nominal de 219 pesos por unidad, en medio de un mar de incertidumbre sobre la macroeconomía argentina en el cortísimo plazo.

La suba del precio está motorizada por múltiples causas: las expectativas de devaluación; la demanda de quienes vacacionan en el exterior; la emisión monetaria de 685.000 millones de pesos solo en diciembre; y que el “blue” corrió muy de atrás a la inflación en 2021.

El Gobierno tampoco ayuda a aclarar el panorama. “Van a pagarle al FMI los 731 millones de dólares la semana que viene”, se le consultó a la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti. “Eso lo va a definir el gobierno cuando llegue el momento”, fue la respuesta.

Y el propio ministro de Economía, Martín Guzmán, confirmó este viernes al diario francés Le Figaro que la negociación está muy trabada, porque el organismo pide un ajuste fiscal que el Gobierno no está dispuesto a hacer.

Gustavo Ber, economista y director del Estudio Ber, analizó que a nivel cambiario, las sucesivas ventas de las últimas ruedas siguen acentuando las preocupaciones sobre la dinámica de las reservas netas líquidas, más considerando la mayor oferta del campo y los próximos compromisos financieros.

La escasez de reservas

La escasez de reservas es hoy el mayor drama para el Gobierno, junto con la fiebre inflacionaria. Gabriel Caamaño, economista de la Consultora Ledesma, señaló que de acuerdo a la propia información y metodología oficial, las reservas netas (liquidez externa) del Banco Central cerraron en apenas 1.785 millones de dólares el 2021.

El Grupo de Estudios de la Realidad Económica y Social (GERES) calculó que al 7 de enero, las reservas netas eran de 3.088 millones, pero los dólares líquidos en las arcas oficiales alcanzaban la irrisoria suma de 529 millones. La autoridad monetaria no informa estos detalles; este viernes dijo que sus reservas brutas son de 38.945 millones de dólares.

El escenario actual es más preocupante, según la consultora Gabriel Rúbinstein y Asociados (GRA). “Se acentúa la crítica situación de la reservas líquidas, sin expectativas por ahora de que logre revertirse la tendencia. Ya serían negativas en más de 2.000 millones de dólares”, indicó en su último informe.

En ese contexto, el Gobierno está dejando correr la devaluación a mayor velocidad que hasta fin de 2021. En quince ruedas, el tipo de cambio mayorista subió 1,55% y cerró ayer en 104,34 pesos. La velocidad ya duplica a la del año pasado y ya está en torno a un 50% anual.

En el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) publicado por el Banco Central el 7 de enero, 23 consultoras y 14 bancos dijeron que esperan que el tipo de cambio minorista suba 51,2% este año, para alcanzar los 163,74 pesos por dólar (sin impuestos).

Pero el blue, por ahora, va más rápido. Escaló 5,3% al pasar de 208 pesos a 2019 pesos en las mismas quince ruedas. Con las cotizaciones bursátiles pasa lo mismo: el denominado “dólar MEP” –que se opera con el bono GD30- sube 8,7% este mes y alcanza los 214,25 pesos; y el contado con liquidación (CCL) –con el mismo papel- asciende 10,2% y toca los 223,80 pesos. Y el CCL que se opera con Certificados de Depósito Argentinos (CEDEAR) ya cotiza en 224,82 pesos, al subir 10,9% en enero.

La la brecha del tipo de cambio mayorista con el “blue” ya alcanza el 110% y con el CCL que se opera con CEDEAR, es aún mayor: 115,5%.

Ber explica que la aceleración del “reacomodamiento alcista” de los dólares financieros y libres se da también por la falta de señales de avances en las negociaciones con el FMI, dado que eso “no hace más que inclinar cada vez más a los operadores hacia la cobertura como respuesta defensiva ante dicha incertidumbre, junto al ‘combo’ de la emisión monetaria, el deterioro en las reservas y una inflación sin respiro”.

¿El blue a 2019 es caro o barato?

En el mercado cambiario hay expectativas de devaluación dado que el tipo de cambio informal subió 25,9% en 2021, al pasar de 166 pesos a 209 pesos, contra una inflación que se ubicó en el 50,9% anual. Y el propio presidente del Banco Central, Miguel Pesce, avisó a principios de diciembre que iba a acelerar la depreciación del peso.

Si el dólar blue se hubiera ajustado por inflación en 2021, hoy tendría un precio no menor a 250,50 pesos. Por lo que aún está “retrasado” respecto de la dinámica que tuvieron los precios de la economía doméstica.

No obstante, si se analiza la “película” de los últimos dos años, se observa que en 2020 el precio del dólar blue había saltado 111,5%, al pasar de 78,50 pesos a 166 pesos. Así, en los dos primeros años de gobierno de Fernández, el dólar “blue” acumuló un alza del 166,2%, contra una inflación (2020-2021) del 105,5%.

En los bancos, el dólar minorista promedió el viernes en los 109,79 pesos. Eso posicionó al denominado dólar “solidario” –con el 30% del impuesto País y el 35% del anticipo a cuenta de Ganancias- en los 181,15 pesos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA