viernes 4 de diciembre de 2020

La compra y venta de dólares en Argentina ha sacudido el panorama político en los últimos días.
Economía

El dólar Blue se recalentó, saltó a $167 y dejó una peligrosa referencia

El frenesí se centró en el mercado informal, donde el billete verde ganó $9 en cuestión de horas. El fenómeno presionó también a las divisas paralelas. El Central vendió otros U$S30 millones para cubrir la demanda en la plaza mayorista. Preocupan las expectativas de devaluación.

La compra y venta de dólares en Argentina ha sacudido el panorama político en los últimos días.

La imparable carrera alcista que asumió el dólar informal, popularmente conocido como Blue, se aceleró con cada refuerzo del cepo cambiario y en la víspera registró verdaderas circunstancias de tensión que llevaron a la divisa a negociarse por encima de su máximo de $167. Válida o no, la cotización en ese submundo constituye una mala referencia para las expectativas de devaluación.

En cuestión de horas, el Blue ganó $9 en las cuevas donde los controles del Banco Central brillan por su ausencia. Trascendió que el estrepitoso salto se produjo en una jornada de pocas operaciones y en la que fue determinante la ausencia de billetes para satisfacer los pedidos de compra.

Así, ese dólar libre terminó la semana con un salto de $17 que no hace más que evidenciar el drama del frente cambiario, que el Gobierno nacional y el BCRA intentan moderar para frenar la sangría de las escasas reservas internacionales, que este viernes finalizaron en 41.132 millones de dólares.

La divisa informal reafirmó su atractivo a mediados de septiembre, cuando la autoridad monetaria que conduce Miguel Pesce intensificó los controles y estableció que además del recargo del 30% correspondiente al Impuesto PAIS, los pequeños ahorristas tienen que pagar otro canon del 35% a cuenta de Ganancias y de Bienes Personales. Desde aquel entonces, el Blue acumuló un salto de 36 pesos.

Más allá de las críticas contra el Blue, que incluyeron una polémica frase de Pesce para vincularlo con un “mercado delictivo”, lo cierto es que su valor constituye una preocupante referencia para el futuro inmediato, sobre todo, el de los precios.

“Si no se toma alguna medida de fondo que reconstruya la confianza lo que termina ocurriendo es que se amplía la brecha”, resumió el economista Agustín D’Attelis. Hoy, esa distancia entre el Blue y el dólar mayorista se incrementó al 116,5 por ciento.

Este viernes también ganaron terreno los dólares paralelos que se consiguen mediante operaciones de compra y posterior venta de acciones. El dólar del Mercado Electrónico de Pagos, conocido como MEP o Bolsa, ganó 2,48 pesos desde su cierre del jueves y culminó la semana a $143,42. En cinco días avanzó 5,27 pesos.

Y el Contado con Liquidación, que utilizan grandes empresas e inversores para girar dólares al exterior, quedó aún más cerca del Blue. Hoy cerró a 154,95 luego de incrementarse 1,67 pesos desde el cierre previo. Su variación semanal fue de 9,2 pesos y se posicionó sobre un nuevo récord.

El BCRA volvió a intervenir en el sector mayorista, donde inyectó alrededor de 30 millones de dólares. “En la rueda de mayor volumen de negocios de la semana, el Central tuvo que volver a asistir al mercado con ventas para atender demanda insatisfecha”, explicó el operador de cambio Gustavo Quintana.

Según detalló, se operaron u$s 224,431 millones en el segmento de contado y u$s 164,500 millones en el sector de futuros del Mercado Abierto Electrónico.

El dólar mayorista sumó cuatro centavos y finalizó a $77,15, en tanto en el balance semanal ganó 27 centavos, con una suba de 0,31%.

En casas de cambio y bancos, el dólar ahorro terminó la semana a $82,74 en promedio, con un retroceso de cinco centavos respecto a la víspera, mientras que en la semana avanzó 20 centavos, lo que representó un incremento de 0,36%. Pero si se le suman los recargos incluidos en el reforzado cepo, el billete estadounidense cerró la semana a $136,52.

El BCRA difundió este viernes su Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que indicó que los analistas privados proyectan que el dólar finalizará el año a $83,8 y la inflación minorista acumulará una suba interanual del 36,9%.