lunes 3 de agosto de 2020

Crisis nacional. De diez inmobiliarias, sólo dos concretaron alguna transacción en mayo. En Mendoza hubo más consultas. / Archivo
Economía

El 80% de las inmobiliarias no logró ni una venta en mayo

Un informe nacional del Observatorio de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios destacó la baja actividad del sector.  El Colegio de Corredores Públicos de Mendoza señaló que en esta misma etapa aumentó la demanda en la provincia. 

Crisis nacional. De diez inmobiliarias, sólo dos concretaron alguna transacción en mayo. En Mendoza hubo más consultas. / Archivo

La Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi), por medio de su observatorio, dio a conocer un informe nacional sobre los niveles de actividad del sector durante el quinto mes del año en curso. En números fríos, sobre 3.800 consultas en todo el país, el 80% de los encuestados no logró cerrar ninguna operación de compra-venta durante mayo en un contexto de aislamiento; según el detalle, en el mercado mendocino, el 75% de los agentes corrió con la misma suerte.

Desde el Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Mendoza, en contra punto, señalan que el mercado provincial es dueño de una dinámica mayor a la que se refleja en el último reporte de Camesi (un 75% de los corredores no vendió en el mes de mayo y un 68% no cerró una operación de alquiler). La movilización del mercado local -en parte- se puede referir a la baja de los precios en dólares de las propiedades.

En mayo hemos comenzado con un aumento sostenido de las consultas del público y esto se plasma en el cierre de operaciones, si bien es verdad que estamos lejos de un buen momento, también es cierto que estamos mejor que a principios de año”, explicó Estanislao Puelles, titular del Colegio en Mendoza.

Al explicar las razones de esta mejoría, Puelles destacó: “El aumento de la demanda es producto de las tasas de interés bajas, que son negativas ante la inflación, y hacen que muchos inversores se vuelquen al mercado inmobiliario, incluso a la construcción. Hoy en dólares se puede construir más de lo que se podía construir en febrero”.

Radiografía nacional

Luego de dos años de retracción, el panorama de los agentes inmobiliarios no era el más auspicioso antes del ingreso -en marzo- en el período de “aislamiento social, preventivo y obligatorio”. La paralización de la actividad a causa de la pandemia profundizó aún más la crisis que afronta este sector de servicios. Y con dificultad para cubrir gastos fijos, desde Camesi advierten que la preocupación para sostener la operatividad crece.

“Estamos ante una crisis sin precedentes en el mercado inmobiliario y creemos que se imponen medidas del Gobierno que incluyan moratorias, el acceso a créditos blandos y una fuerte presencia y apoyo del Estado en lo económico, financiero y comercial”, destacó el presidente de Camesi, Alejandro Ginevra.

“Realmente nuestra actividad viene golpeada en los últimos 24 meses, en este contexto de pandemia es aún más difícil poder concretar operaciones de negocio. A nivel nacional, ocho de cada diez agentes inmobiliarios no lograron concretar una venta, en Mendoza -que para nosotros es una plaza referente- el 75% vivió la misma situación; en tanto que un 68% tampoco logró concretar nuevos tratos de alquiler”, explicó el director de Camesi, Alejandro Malbran.

En tanto que, Puelles, sobre la actualidad provincial aseguró: “No tenemos estadísticas sobre cuántos corredores inmobiliarios pudieron cerrar operaciones en mayo, pero si puedo asegurar que desde que liberaron la actividad en Mendoza, el mercado se ha movilizado más que antes de la pandemia del coronavirus, producto de que algunos precios en dólares han bajado y esto provocó que muchos inversores, que hoy no ven atractivo al sistema financiero, hayan salido a invertir en el mercado inmobiliario”.

De números y contextos

Del informe del Observatorio de Camesi sobre la baja operatoria en mayo, se desprende que el 43% de los operadores consultados a nivel nacional no pudo cumplir con el total de los servicios de su empresa y que el 61% con el total de sus obligaciones. En detalle, el 60% no respondió con el pago total de los haberes a sus empleados. Estas cifras surgen entre los consultados, que afrontan grandes dificultades para poder concretar una operación (un 18% cerró una operación de alquiler), a pesar de que en algunas jurisdicciones se retomó la actividad y en CABA se autorizaron las visitas presenciales a inmuebles.

Por último, al contar el día a día en Mendoza, el corredor Gonzalo Díaz Guiñazú comentó: “Las propiedades que bajaron su valor en dólares han tenido más demanda; al mercado han entrado lotes y también muchos inmuebles a la venta fueron puestos en alquiler”.