Educación financiera: una materia que todos deberíamos cursar

El autor defiende la importancia de introducir la educación financiera en los niveles educativos básicos, para conducir a una economía más sana.
El autor defiende la importancia de introducir la educación financiera en los niveles educativos básicos, para conducir a una economía más sana.

El autor defiende la importancia de introducir la educación financiera en los niveles educativos básicos, para conducir a una economía más sana.

Para aprender a manejar mejor nuestras finanzas personales no hacen falta títulos ni carreras universitarias. Es verdad que son muchos los mitos sobre la complejidad de la economía, pero también es cierto que, en su mayoría, se construyen sobre falacias: no todo es tan complicado en el universo de las finanzas, y alcanza con un poco de atención y tiempo para entender el camino más conveniente según los propios intereses y posibilidades.

Si bien a simple vista parece un desafío personal, una sociedad con más acceso a la información financiera y una mejor gestión de las finanzas personales contribuye a mejorar la economía de un país, preparando a la población a afrontar con más fortaleza cualquier posible crisis. Además, hoy más que nunca podemos ver el aceleramiento que la pandemia trajo en cuanto a la adaptación de nuevos conceptos y modelos financieros, como las inversiones online o el uso de criptomonedas, algo que quizás aún no es una práctica habitual en todos los sectores de la población, pero sí una palabra que ha pasado a formar parte del vocabulario cotidiano. El dinero digital, a través de las billeteras virtuales, es más un hecho del presente que del futuro, y no hay nada más ingenioso que conocer lo que está sucediendo para poder formar parte de la transformación.

Pero, ¿en dónde aprendemos sobre finanzas? Las viejas materias escolares sobre contabilidad y economía no están llegando a tiempo a abarcar las realidades del mercado de capitales. Pensando en el futuro y presente de los jóvenes y adolescentes, tres legisladores han presentado proyectos de normativas a nivel nacional para incluir en la currícula de las escuelas secundarias una materia obligatoria sobre educación financiera. Estas iniciativas apuntan a que la sociedad y las distintas entidades públicas e instituciones privadas acepten que hay un cambio en el ecosistema económico que está ocurriendo y no podemos dejar de prestarle atención si queremos que los jóvenes de hoy puedan gestionar de forma más accesible e independiente su economía personal en el futuro.

Las finanzas dejaron de ser para los “financieros” o “economistas”. Estamos en una era en la que las finanzas se llevan a diario; en las familias, trabajo, vida personal, amistades y hasta en la redes sociales. Hay que aprovechar todas las herramientas y oportunidades de aprendizaje que nos ofrecen las tecnologías. Esta facilidad no la tenían nuestros padres. Mayor información nos puede ayudar a disminuir el rango de error a la hora de invertir. Sabemos que todas las inversiones conllevan riesgos, pero las decisiones que tomamos por falta de información son las que repercuten de manera más negativa.

Como actores del sistema financiero, parte de nuestra responsabilidad como plataforma digital es educar y brindar todas las herramientas necesarias más allá de los conocimientos previos y las condiciones de iniciación de cada persona. En esta línea, los creadores y sostenedores de las plataformas en las que circula el dinero digital, intentamos acercar todas las herramientas posibles a las comunidades de usuarios para que encuentren la mejor forma de ahorrar, invertir y gestionar su dinero. Durante la última semana de agosto, en SeSocio llevamos a cabo una serie de encuentros, videos, juegos y difusiones de información sobre finanzas para democratizar ese conocimiento. Nociones acerca del dinero digital y el sistema financiero, las deudas, las tasas de interés y los roles de los actores dentro del mercado de capitales son algunos de los conceptos que la sociedad demanda definir. Todos los materiales se pueden encontrar en nuestro sitio web y redes sociales.

De la misma forma en que han surgido demandas de nuevos contenidos para incorporar en la educación formal, así como materias sobre el cuidado del medio ambiente o bien la educación sexual integral, la educación financiera es una materia que todos deberíamos cursar si queremos apuntar a una economía personal más sustentable y accesible.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA