lunes 12 de abril de2021

Economía

Dólar: mientras crece la incertidumbre, qué precio debería tener el oficial

La divisa se ubica por encima de su promedio histórico, y si se tienen en cuenta las reservas, se puede calcular un “tipo de cambio de convertibilidad”.

Las nuevas estrategias del Gobierno y el Banco Central para contener la venta de dólares no redujeron la presión sobre la divisa, y en promedio, el billete se vende en $83, y con el impuesto País, más el 35% a cuenta de Ganancias y Bienes Personales, roza los $137.

De acuerdo con el Banco Central, la divisa “se ubica por encima de su promedio histórico, al tiempo que la balanza comercial acumula un superávit importante, ratificado también por el resultado positivo de la cuenta corriente del balance de pagos”.

En este marco, desde la entidad conducida por Miguel Pesce ratifican la estrategia que apunta a sostener la estabilidad del tipo de cambio real, “que se considera en línea con el objetivo de acumulación de reservas internacionales”.

Así, las Reservas Brutas Internacionales retrocedieron u$s116 millones hasta los u$s41.254 millones. De esta manera, el Central perdió u$s716 millones durante la última semana.

¿Cuánto vale un dólar?

De acuerdo al último informe del Centro de Estudios de la Nueva Economía, de la Universidad de Belgrano, si se computa el total de reservas, “menos unos 12.000 millones de dólares que son los encajes correspondientes a los depósitos bancarios en dicha moneda y que, por lo tanto, pertenecen a los bancos y, en definitiva, a sus depositantes, el tipo de cambio de convertibilidad sería de 75,50 pesos”.

“Es decir, es el tipo de cambio al cual las reservas del Banco Central alcanzarían para respaldar el total de la base monetaria, como ocurrió en los ´90”, se agrega.

Y si además, se calcula “el tipo de cambio de convertibilidad ampliada”, es decir que si a la base monetaria se le suma el total de LELIQs, la divisa rondaría los 137 pesos. “Es decir, a este tipo de cambio, el Banco Central podría canjear el total de sus dos pasivos monetarios más relevantes por las reservas internacionales”.

“Dentro de las reservas, un importante componente son los swaps acordados con China, que ascienden a unos 18.000 millones de dólares, los cuales -se argumenta- no serían de libre disponibilidad. Sin embargo, en diciembre de 2015, pocos días después de eliminado el anterior cepo cambiario, el Banco Central convirtió en dólares una parte de dichos swaps en virtud de un acuerdo con el Banco Central de la República Popular de China. Por lo tanto, no se advierte cuál sería el inconveniente para hacerlo nuevamente si fuere menester”, agregan en el mismo informe.

Nuevo retroceso en el tipo de cambio real

No obstante, el mismo estudio revela que el tipo de cambio real calculado para el cambio oficial retrocedió un 2,3% en agosto último y un 25% respecto de igual mes de 2019. La desmejora en la paridad cambiaria tuvo que ver con el hecho de que la inflación en el rubro servicios -pese al congelamiento de tarifas- volvió a superar el avance en la cotización del dólar oficial.

Para el cálculo se tiene en cuenta el tipo de cambio oficial, ya que es el que se aplica a las operaciones de comercio exterior y, por lo tanto, es el que determina la competitividad de las exportaciones e importaciones.

El tipo de cambio real se estima tomando como base el valor del dólar en diciembre de 2015 luego del levantamiento del cepo cambiario. El tipo de cambio real alcanzado en junio se mantiene aún un 1,5% por encima del nivel registrado en diciembre de 2015, inmediatamente después que el tipo de cambio fuera liberado.

Lineamientos de Política Monetaria

En el marco de la actualización de los lineamientos de Política Monetaria, el Directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) adoptó las siguientes medidas:

• Modificar la tasa de pases pasivos a un día de plazo y ubicarla en 24%, lo que implica un incremento de cinco puntos porcentuales respecto del nivel vigente de 19%. La decisión busca incrementar el atractivo de los instrumentos financieros en moneda local de corto plazo, en vistas de desalentar comportamientos que podrían afectar el mercado de cambios en un contexto de tensiones estacionales que se registran en la actualidad. Simultáneamente, la política monetaria administrará el stock de Letras de Liquidez (LELIQ) en vistas de minimizar el impacto de la decisión sobre el costo de esterilización.

Abandonar el mecanismo de devaluación uniforme, otorgando mayor volatilidad y manteniendo el nivel competitivo del tipo de cambio real multilateral. En el marco de la estrategia de flotación administrada, el ritmo de depreciación diario se adecuará en forma gradual a las necesidades de la coyuntura.

• Se abrirá una rueda en el MAE (Mercado Abierto Electrónico) y se tramitará las autorizaciones en el Rofex para permitir la compra del yuan renminbi contra el peso argentino para operaciones de comercio exterior. También se abrirá la posibilidad de celebrar contratos a futuros denominados en yuanes renminbi. Esta medida no implica que se puedan comprar yuanes físicos para atesoramiento ni se permitirá la apertura de cuentas bancarias denominadas en esa moneda. Está destinada a facilitar la operatoria de comercio exterior.

El BCRA utilizará sus reservas en esa moneda para responder por estas operaciones y NO está previsto la activación del swap de monedas firmado con el Banco Popular de China.

• Se facilitarán las nuevas Inversiones Extranjeras Directas permitiendo que tengan libre acceso al mercado oficial para repatriar las inversiones a partir del primer año de realizadas.

Se bloquearán los CUIT para la compra para atesoramiento de divisas de los funcionarios del máximo nivel de la administración pública nacional hasta el rango de subsecretarios o equivalentes, de legisladores nacionales (diputados y senadores), y los directores de bancos públicos incluidos los del BCRA.