Deuda: los vencimientos en dólares elevan la presión sobre el Gobierno de Fernández

05 01 22
El Pais
Reunión de Alberto Fernández y Martín Guzmán con los gobernadores 
CASA ROSADA FMI
Foto CLARIN
05 01 22 El Pais Reunión de Alberto Fernández y Martín Guzmán con los gobernadores CASA ROSADA FMI Foto CLARIN

Este lunes pagaron u$s690 millones a privados. En dos semanas hay que pagar otros u$s718 millones al FMI. Fernández admite que la negociación está trabada. Y pide ayuda a Biden.

El Gobierno pagó este lunes deuda externa con acreedores privados por 690 millones de dólares y ahora se viene un cronograma asfixiante de vencimientos, mientras reina la incertidumbre por la empantanada negociación con el FMI.

El presidente Alberto Fernández evitó este lunes hablar sobre la posibilidad de un default con el organismo. Pero aclaró que las diferencias son marcadas porque, dijo, el Fondo intenta “imponerle” un plan de ajuste económico a la Argentina. Y el Gobierno no lo aceptará.

Los bonos cayeron hasta 3% y acumularon bajas de hasta 10% en lo que va de 2022. El riesgo país escaló 1% y alcanzó los 1.819 puntos, el nivel más alto en seis semanas. Las acciones de empresas argentinas en la Bolsa de Nueva York bajaron hasta 3,9% y el S&P Merval perdió 0,77%.

Pero la incertidumbre no solo crece en el mercado, también en el interior del Gobierno. Este trimestre hay que pagar 3.904 millones de dólares al Fondo. El cronograma arranca en dos semanas, con un pago por 718 millones. Solo se podría no pagar con un acuerdo de refinanciación, lo que hoy parece lejano.

Si se suma la deuda por títulos públicos en moneda nacional y extranjera, otros organismos multilaterales, adelantos transitorios y las Letras del Banco Central, los vencimientos alcanzan a los 22.200 millones de dólares en tres meses. Estos compromisos ascienden a 49.208 millones de dólares en el primer semestre, indica un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso que contempla los intereses.

La deuda en moneda local, por ahora, no viene significando un drama para el Gobierno. En 2021 tuvo un financiamiento neto acumulado de 746.042 millones de pesos y la tasa de refinanciación alcanzó el 122%.

Las dudas están puestas en torno a la deuda con el FMI y cómo hará para pagar 1.905 millones de dólares acreedores privados que reestructuraron el pasivo en 2020. El pago del lunes fue justamente a los bonistas de ese canje. Corresponden al segundo cupón de intereses. No era un monto elevado, pero las reservas están muy golpeadas.

Operadores del mercado financiero indicaron a Los Andes que si a las reservas brutas que están en 39.171 millones de dólares se le restan los encajes, el swap de monedas con China, el préstamo el BIS y los Derechos Especiales de Giro, hay un neto de 2.853 millones. Pero si a eso se le saca el oro, el número de reservas “líquidas” pasa a estar en negativo.

Estimaciones del Grupo de Estudios de la Realidad Económica y Social (Geres) Indican que al finalizar 2021, las reservas netas estaban en torno a los 3.709 millones de dólares, de las cuales sólo 358 millones eran líquidas. Sea como sea, la deuda en dólares es imposible de afrontar.

El lunes las reservas subieron 50 millones de dólares, gracias a una compra de 75 millones en la jornada. Los dólares para pagar el vencimiento ya habían sido girado la semana pasada al Tesoro.

En ese contexto, el acuerdo con el FMI es una condición sumamente necesaria. Y para avanzar, la postura del gobierno de Estados Unidos es clave. Por eso, el canciller Santiago Cafiero viajará la semana que viene a Washington.

Entre el 17 y el 20, el funcionario se reunirá con el secretario de Estado, Antony Blinken. Fernández aseguró en declaraciones a la radio AM 750 que es “optimista” . “Trato de tener buenas expectativas y ojalá que tenga sentido y rinda frutos el encuentro”, agregó.

Para Fernández, el Gobierno de Biden debería apoyar la propuesta argentina para la refinanciación de su deuda con el Fondo porque su perfil es “keynesiano”. Y advirtió que, además, todo el mundo sabe que el país no puede pagar 19.000 millones de dólares entre capital e intereses.

El Presidente evitó hablar de la posibilidad de una cesación de pagos con el Fondo y señaló que él está haciendo un “esfuerzo” para intentar alcanzar un acuerdo que “no postergue más a los argentinos”.

Consideró que es necesario seguir hablando y tratando de buscar una solución con el Fondo. Y explicó que la “verdadera discusión” que el ministro de Economía, Martín Guzmán, tiene con el organismo es sobre cómo debe ser el programa económico del país.

“Si es como nosotros proponemos para seguir ordenando la Economía pero haciéndola crecer con la idea de que con el crecimiento vamos a poder afrontar los pagos. O es otra vez volver a la receta eterna del Fondo que dice que hay que ajustar la economía para achicar la actividad para tener que importar menos, para que queden los dólares para pagarles. La verdad es que nosotros no estamos para eso. Por eso se demora la discusión”, dijo.

Y añadió: “Nosotros pensamos que hay que hacer un cambio de concepto. El Fondo, en sus estatutos, dice que analizará el programa que el país proponga. Pero la verdad, lo que el Fondo intenta hacer es imponernos un programa. Y nosotros no estamos de acuerdo. Seguimos del mejor modo, pero firmes para encontrar una salida que a la Argentina le convenga”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA