Deuda externa: bonistas se unieron y presentaron contrapropuesta a Guzmán

El ministro de Economía, Martín Guzmán, recibió una contrapropuesta de bonistas que rechazaron su oferta.
El ministro de Economía, Martín Guzmán, recibió una contrapropuesta de bonistas que rechazaron su oferta.

La pelota volvió al Gobierno, que deberá decidir si acepta la contraoferta o cierra un canje parcial. “Confiamos en que hay una resolución consensuada a la vista”, dijeron lo acreedores.

“Nos hemos unido para presentar una nueva propuesta al gobierno argentino”. Ese fue el mensaje que dieron hoy los tres principales grupos de acreedores externos del país para confirmar que rechazan la cuarta oferta realizada por Martín Guzmán hace dos semanas.

Este anuncio de los bonistas es un duro golpe para la estrategia del ministro de Economía y jefe negociador por la Argentina, a 15 días de que expire el plazo previsto para las negociaciones formales ante la Comisión de Valores de los Estados Unidos.

Guzmán se había concentrado en tratar de ir convenciendo a los fondos y a los acreedores por separado, con el objetivo de esmerilar la unidad de los grupos de acreedores para conseguir mayoría. Pero, al menos con estos bonistas, esa idea encontró su final.

El Grupo Ad Hoc de Accionistas de Bonos de Argentina (Ad Hoc), el Comité de Acreedores de Argentina (ACC, por sus siglas en inglés) y el Grupo de Accionistas de Bonos del Canje (Exchange) han emitido un comunicado conjunto.

Hasta ahora, Guzmán se había mostrado más cerca de un acuerdo con ACC, el grupo de bonistas más amigable. De este comité se habían escindido a principios de julio los fondos de inversión Gramercy Funds Management y Fintech Advisory Inc.

Es porque el 6 de julio, estos dos últimos fondos comunicaron que habían acogido “con beneplácito” la nueva oferta de deuda del Gobierno argentino, aceptándola para cerrar la operación de reestructuración.

Ahora, Ad Hoc, Exchange y ACC, que colectivamente poseen más de un tercio de los bonos globales en circulación de Argentina, anunciaron sorpresivamente que se unieron “para presentar una nueva propuesta al gobierno que cuente con el apoyo de todos los grupos de acreedores”.

Al tener “más de un tercio de los bonos” que Argentina pretende canjear, estos tres grupos tienen el poderío suficiente para trabar toda la negociación y hacer naufragar la reestructuración. Así, Guzmán podría verse obligado a cerrar un canje parcial.

“La propuesta conjunta (que no fue revelada públicamente) representa importantes concesiones económicas y legales de los tres grupos, incluido que los nuevos bonos emitidos a cambio de los bonos globales existentes se regirán por una versión modificada de la escritura de 2016”, dijeron los tres grupos.

Sobre esto último, el lenguaje contractual del canje, se concentró gran parte de la batalla de los últimos dos meses dado que los bonistas pedían el lenguaje del canje 2005 (más beneficioso para ellos) y el Gobierno ofrecía el que empezó a usar Argentina a partir de 2016.

Esas cláusulas que el gobierno no quería ceder son las elaboradas en 2014 por la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA, por sus siglas en inglés) y tienen parámetros que ofician como un blindaje antibuitre.

Ahora, los tres grupos de acreedores dicen que creen que su contrapropuesta mejorada “proporcionará el alivio a corto plazo que Argentina necesita con urgencia”. Esto es un punto de confrontación, dado que el presidente Alberto Fernández había aclarado que no iba a firmar un acuerdo que le de alivio en el flujo de caja sólo a su gestión.

Pero, dijeron los grupos de acreedores, esta contraoferta también brindará una solución sostenible a largo plazo que asegure el futuro del país y su acceso a los mercados internacionales de capital. Y en tercer lugar, “proporcionará el marco legal necesario para alentar la inversión adicional necesaria para poner al país en el camino hacia una recuperación sostenida”.

Simultáneamente con la presentación de la propuesta revisada, los tres grupos también han firmado un acuerdo de cooperación reafirmando que la oferta actual de Argentina “no llega a una propuesta que pueda ser apoyada”.

De conformidad con el acuerdo de cooperación, los miembros de los grupos de acreedores de Argentina no licitarán sus tenencias de bonos en la oferta de canje propuesta por Argentina. Es decir, la cuarta oferta realizada pro Guzmán ha sido rechazada.

“Confiamos en que hay una resolución consensuada a la vista y que dicho acuerdo proporcionará un camino hacia un futuro económico sostenible para la gente de Argentina”, dijeron los fondos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA