Inversiones: cuál es la criptomoneda con la que se contribuye a conservar los bosques

Criptomonedas
Criptomonedas

La alianza global que creó este token verde está recuperando un campo de 25 mil hectáreas en la selva misionera. Además, permite una inversión estable, respaldada por Ethereum

Al momento de pensar en invertir, las variables que se suelen analizar son el riesgo, el rendimiento y el tiempo que ese dinero debe estar inmovilizado para alcanzar el objetivo. Sin embargo, también se puede sumar un elemento más, la posibilidad de contribuir al medio ambiente. ¿Cómo? A través de lo que se denominan criptomonedas verdes.

Juan José Núñez, Juan Durañona Vedia y Alejandro Carrano son tres amigos que estaban preocupados por la preservación de bosques. Es que los tres son misioneros y uno de ellos tenía nueve hectáreas en la provincia y expresó a los otros la situación de deforestación que estaba amenazando a la selva. Así, revela iPropUp, surgió la idea de crear una criptomoneda verde.

Uno de ellos se dedicaba al minado de criptomonedas y decidieron, como estrategia para recaudar fondos, generar un token que pudiera estar respaldado en el metro cuadrado preservado. GBM coin es la moneda digital, homologada por Ethereum, cuya adquisición, además de proponer una alternativa de inversión estable, ayudará a la preservación del medio ambiente. Lo primero, fue tener una licencia para operar en criptoactivos y optaron por Estonia, por sus estándares de seguridad y normas anti lavado.

La alianza global GreenBondMeter (GBM) ya inició el proceso de recuperación integral de un campo de 25.000 hectáreas en la selva paranaense, en Misiones, que estaba sometido a un proceso de deforestación controlada. Esta reserva puede absorber unas 115.000 toneladas de carbono, lo que equivale a quitar 25.000 autos de circulación al año.

Cada usuario puede adquirir un token y colaborar con la preservación de un m2 de tierra de bosque o selva, de un total de un 1.000.000 de hectáreas en diez países del mundo. Cuando alguien compra mil monedas, detallan los creadores, puede elegir mil metros de tierra. Si bien no pasan a ser de su propiedad, ya están alquiladas de modo adelantado para que la empresa que está desforestando deje de hacerlo y se pueda comenzar a replantar flora autóctona. Para ser elegidos, los terrenos deben ser 100% privados, sin ocupación de pobladores originarios, estar en una zona donde se produzcan incendios forestales y haber sido desforestada por al menos 20 años.

La adquisición del criptoactivo generará, a su vez, un bono de carbono (GBM bono), otra alternativa de inversión verde asociada al proyecto, que propone democratizar el acceso al mercado de bonos de carbono como medio sustentable para proteger el planeta.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA