martes 15 de junio de2021

Sólo suscriptores
Crece la apertura de comercios y se acorta la brecha con los cierres
Jugueterías, locales de ropa y kioscos, entre otros rubros, iniciaron sus actividades tras el fin del aislamiento social.
Economía

Crece la apertura de comercios y se acorta la brecha con los cierres

Tras los meses más críticos del aislamiento, el comercio acusa un respiro, aunque las ventas siguen 30% por debajo de los niveles de 2019.

Crece la apertura de comercios y se acorta la brecha con los cierres
Jugueterías, locales de ropa y kioscos, entre otros rubros, iniciaron sus actividades tras el fin del aislamiento social.
Sólo suscriptores

El saldo entre apertura y cierre de comercios sigue siendo negativo en el Gran Mendoza, pero desde agosto se ha notado un marcado incremento en la cantidad de negocios que inician sus actividades. En parte, esto se explica por el aumento de la circulación de personas en los centros urbanos, aunque el impacto en las ventas no llega a ser del todo significativo, debido a una baja sensible en el poder adquisitivo de los mendocinos.

De acuerdo con los últimos datos de la Municipalidad de Capital, desde inicios de año y hasta la fecha, cuentan con 378 habilitaciones de comercios y 215 de ellas se dieron a partir de abril. En el mismo período de tiempo se solicitaron 401 bajas. Si bien en el cuarto mes de 2020 apenas se abrieron tres negocios, las cifras comenzaron a mejorar en mayo (16) y se consolidaron en junio, cuando se habilitaron 40 empresas.

En Godoy Cruz, se han registrado 375 bajas y 351 altas de comercios entre enero y setiembre. El número resulta negativo (24 comercios menos), pero en agosto se habilitaron 90 negocios, contra los 48 que se dieron de baja, y en septiembre se registraron 13 altas, contra 9 bajas.

En Guaymallén, según explicó el director de Industria, Comercio e Inspección General, Javier Massó, en lo que va del año han habilitado 280 comercios, contra 250 que han solicitado la baja.

Los “clásicos” que cerraron

El rubro gastronómico ha sido uno de los que se han visto más golpeados por la pandemia, por lo que no es de extrañar que el sector acuse al menos 200 cierres (de acuerdo con un relevamiento de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina), ni que entre ellos se cuentan nombres icónicos.

Tal es el caso de los cafés más “célebres” del centro mendocino, como el del ACA (Automóvil Club Argentino), todo un clásico sobre la avenida San Martín, a metros de Amigorena, y el Dünken, una pastelería y café, ubicada en la misma arteria hacia el sur, en la esquina de San Lorenzo. El café y restaurante Cuarto Intermedio (ubicado en la cuadra de la Legislatura provincial), fue otras de las víctimas de la pandemia, y en su lugar hoy puede verse un kiosco de la cadena Yes; en calle Garibaldi, a metros de San Martín, hace ya más de un mes y medio que el local de Todo Rico de Ciudad no levanta sus persianas, aunque la firma sigue funcionando.

Mayor concurrencia

El titular de la cámara de Kiosqueros Unidos de Mendoza (CKUM), Gustavo Suárez, señaló que desde la última flexibilización de la cuarentena la situación para los kioscos y almacenes mejoró mucho, especialmente en el microcentro, en donde la poca circulación había generado que muchos locales debieran cerrar sus puertas.

“Ahora hay mayor concurrencia, y estamos empezando a respirar, pero las ventas siguen siendo bajas, un 30% menos que lo que registrábamos el año pasado y con una inflación cercana al 22%”, comentó el empresario. Por otro lado, señaló que desde el último incremento del dólar las marcas más conocidas de golosinas, productos alimenticios, y bebidas se incrementaron entre un 10% y un 7%, y en los próximos días se espera un aumento de los cigarrillos en el mismo orden.

De igual manera, el titular de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), Daniel Ariosto, señaló que por fuera de las ventas de rubros que crecieron durante la pandemia (supermercados, y farmacias, en los primeros meses), el resto tiene caídas cercanas al 30%, y en casos como “marroquinería o calzado”, las bajas pueden llegar hasta el 70%, “en comparación con 2019, un año que ya había sido malo para el sector comercial”.

En lo que respecta a Mendoza, la caída del turismo repercute directamente en el sector comercial, y es por eso que desde la UCIM, y en conjunto con otras cámaras provinciales y nacionales, se va a pedir nuevamente por la apertura de los cielos, y de las rutas para evitar daños todavía mayores a un sector que lleva 230 días con facturación cero (hoteles, y todos los específicos del turismo).

Ariosto señaló que incluso las ferreterías y corralones se alejan del “boom” de ventas inicial, en parte por falta de stock, y en parte por la caída del poder adquisitivo de los salarios de los mendocinos.

La situación de las franquicias

Por otro lado, el modelo creciente de franquicias en Mendoza también debió adaptarse a las nuevas circunstancias, y según señaló Adrián Taboada, franquiciado de 384 Group Cuyo, (consultora de franquicias, y profesionalización de Pymes), el sector tuvo sus conflictos, como el resto de las actividades pero incluso hubo rubros que se vieron beneficiados, como el de las herboristerías y los que se dedican a la venta al por mayor.

“Los números se han mantenido constantes, hubo bajas de sucursales, o de franquiciados, pero también hubo aperturas, obviamente la facturación o rentabilidad ha bajado, pero también se adaptaron para mantenerse a flote. La particularidad que tiene este modelo es el profesionalismo, con la pandemia se activaron planes estratégicos para superar la crisis, y mantenerse en épocas de cierre total”, agregó Taboada.

De hecho, Taboada señaló que del 2 al 5 de noviembre tendrá lugar la feria de franquicias para la que ya están confirmados 100 expositores, entre marcas franquiciantes, proveedores, y cámaras del sector, y ya están inscribiendo a los participantes (www.feriavirtualfranquicias.com.ar). Marcas como El Botellón, Chocolezza o Doctor Celular, se destacan entre las ofertas mendocinas del evento.