Crece fuerte la demanda de trabajadores en hoteles y restaurantes

La apertura del turismo y la cercanía de la temporada alta apalancan la búsqueda de mano de obra. / Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
La apertura del turismo y la cercanía de la temporada alta apalancan la búsqueda de mano de obra. / Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

La apertura del turismo y la cercanía de la temporada alta apalancan la búsqueda de mano de obra. Se espera recuperar la mayor parte de los 3.000 puestos formales que se perdieron durante la pandemia.

Durante la pandemia, el sector gastronómico y hotelero perdió unos 3.000 puestos de trabajo, entre trabajadores estables y eventuales. Sin embargo, la reactivación del turismo ha generado una alta demanda de empleados por parte de las empresas, que necesitan recomponer sus equipos. Se espera que la tendencia se mantenga o crezca en los meses de temporada alta y que aumente aún más cuando comiencen a llegar visitantes extranjeros.

La secretaria administrativa de Uthgra (Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina Seccional Mendoza), Carolina Montivero, señaló que, de esos 3.000 puestos de trabajo que se perdieron en el sector, a varios se les ofreció el retiro voluntario, porque a muchos hoteles no les alcanzaba el ATP ni sólo tener que pagar el 75% del salario a los empleados suspendidos. De ahí que hubo quienes iniciaron emprendimientos propios o se fueron a trabajar a otros rubros.

Sin embargo, en un primer momento, hubo aperturas de varios restaurantes y cafés, y, en las últimas semanas, se incrementó la llegada de visitantes, con perspectivas de que el ritmo se mantenga, por lo que la entidad está recibiendo pedidos de trabajadores capacitados. Montivero resaltó que en la Escuela de Capacitación y Formación Profesional de la Uthgra presenta los currículums de acuerdo con la búsqueda, para que las empresas puedan pasar a la etapa de entrevistas.

La escuela nació durante la pandemia, para ofrecer capacitación virtual gratuita en idiomas a quienes tenían tiempo disponible para perfeccionarse.

Luego fue ampliando la oferta disponible, con cursos de gastronomía y bartender, con modalidad mixta (remota y presencial). Quienes completan una capacitación, pasan a integrar la Bolsa de Trabajo, que hoy cuenta con más de 1.200 inscriptos (más del 30% consiguió un puesto laboral estable), particularmente en el rubro hotelero.

Buenas expectativas

Pese a esto, Montivero señaló que aún no se recuperan todos los puestos de trabajo que se perdieron y estimó que esto no sucederá hasta que no pueda empezar a volver el turismo internacional y se produzca la reactivación total de los hoteles de 4 y 5 estrellas, que son los que mayor demanda de personal generan. Pero consideró que, en cuanto se abran las fronteras, se podría retornar a los niveles pre-pandemia, ya que el cambio favorece a los visitantes extranjeros.

Beatriz Barbera, presidente de Aehga (Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza), señaló que tienen expectativas de que haya más trabajo, ya que, al irse incrementando la actividad, las empresas necesitan personal y se trata de un sector que requiere de mucha mano de obra ya que ofrece servicios. Por esto coincidió en que está habiendo pedidos en diferentes puestos, como conserjes, mucamas, cocineros, mozos, recepcionistas, tanto en el sector hotelero como el gastronómico.

Barbera detalló que las organizaciones necesitan volver a conformar los equipos, ya que hubo empleados que pidieron el retiro para incursionar en otro rubro –particularmente, quienes tienen, más allá de su especialización, una actitud proactiva y pudieron adaptarse-, para terminar sus estudios (en el caso de los jóvenes) o para probar suerte en otro país.

Se trató, en general, de personas capacitadas, que ahora deben volver a encontrar para recomponer la estructura, aunque resaltó que debe ser una que permita alcanzar el punto de equilibrio. Es que, durante la pandemia, planteó, se calculaban los costos para intentar reducir las pérdidas, mientras ahora deben hacerlo con la nueva realidad.

La titular de Aehga destacó que ya hay reservas para enero y que la gente quiere salir. Ante un escenario no muy claro para viajar al exterior, elige moverse por el país. En ese marco, planteó, Mendoza está entre los destinos más elegidos porque abrió bastante antes que otros y hubo gente que conoció la provincia, le gustó y elige volver.

Lo siguiente, añadió, será que se permitan nuevamente los vuelos internacionales y se recupere la conectividad aérea con otras provincias, para que la ocupación no sea buena sólo durante los fines de semana, que es cuando están teniendo movimiento, sino todos los días, lo que hará crecer la demanda de personal.

Por su parte, el titular de la UCIM (Unión Comercial e Industrial de Mendoza) y empresario hotelero y del sector turístico, Daniel Ariosto, detalló que están teniendo un incremento en la actividad, sobre todo los fines de semana largos, aunque también notan mejoras en el turismo corporativo y en los viajes por razones de salud. Esto, indicó, es bueno y esperan que se mantenga el ritmo de crecimiento.

Ariosto expresó que esta reactivación es una bocanada de oxígeno, tanto para las empresas como para los trabajadores, porque no sólo están recuperando la jornada completa quienes estuvieron trabajando a tiempo parcial los últimos meses, sino que se está tomando gente nueva.

Asimismo, señaló que la actividad turística, junto con las que están ligadas en forma directa e indirecta, representa casi el 10% del PBG de la provincia y que espera que aquellas empresas que tienen deudas puedan refinanciar los créditos con facilidades.

En cuanto a las perspectivas para los próximos meses, mencionó que están recibiendo muchas consultas para diciembre, enero y febrero, y que seguramente una buena parte se transformará en reservas y luego en operaciones concretas. También comentó que el programa Previaje está funcionando muy bien y que está empezando a tener su impacto en los hoteles de Ciudad.

Un problema que se agranda cada año

La secretaria administrativa de Uthgra se mostró conforme con esta reactivación de las contrataciones en el sector hotelero, pero también señaló que, si bien el convenio colectivo menciona los trabajadores jornales, que son quienes cubren francos o se suman en la temporada alta, hay un porcentaje máximo de personas que puede haber bajo esta figura. En esta línea, indicó que en algunos hoteles hay temporales hace 10 años, como también empresas que cada día les hacen firmar a sus empleados el contrato de alta y de baja.

Si bien desde el sindicato entienden que primero es importante que se recupere la actividad, porque se necesitan las fuentes de trabajo, luego esperan que la Subsecretaría de Trabajo, que es quien tiene el poder de policía, los acompañe para favorecer la adecuada registración de los trabajadores, con las multas y clausuras que correspondan.

Por su parte, Ariosto mencionó que está sucediendo que personas que se presentan a una búsqueda laboral no quieren estar en blanco para no perder los planes sociales, ni siquiera para un trabajo en planta permanente. Esta situación, expresó, se ha agudizado luego de la pandemia.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA