Crearon un registro para exportar vino a EE.UU. y recibir beneficios fiscales

Abrieron un registro para exportar vino y bebidas alcohólicas a EE.UU. y recibir beneficios fiscales. Imagen ilustrativa.
Abrieron un registro para exportar vino y bebidas alcohólicas a EE.UU. y recibir beneficios fiscales. Imagen ilustrativa.

Los importadores deberán pagar la tasa impositiva completa al momento de la entrada de productos a este mercado y presentar solicitudes de reembolso a la Alcohol and Tobacco Tax and Trade Bureau para recibir las tasas más bajas y obtener los reintegros.

A partir del próximo lunes entrará en vigencia en Estados Unidos un nuevo sistema de desgravación fiscal con tasas impositivas reducidas y un nuevo sistema de créditos fiscales para la importación de bebidas alcohólicas.

A partir de esa fecha, los importadores deberán pagar la tasa impositiva completa al momento de la entrada de productos a este mercado y, posteriormente, presentar solicitudes de reembolso a la Alcohol and Tobacco Tax and Trade Bureau (TTB) para recibir las tasas más bajas y obtener los reintegros.

Imagen Ilustrativa. Foto: Archivo / Los Andes
Imagen Ilustrativa. Foto: Archivo / Los Andes

Esta regla temporal establece procedimientos para que los miembros de la industria aprovechen las tasas impositivas reducidas y los créditos fiscales, que pueden aplicarse a límites específicos de productos alcohólicos importados que se ingresan para consumo en los Estados Undos a partir del 1 de enero de 2023.

El mismo beneficia a bodegas y vendedores argentinos que exportan a Estados Unidos, el principal mercado de exportación para el vino fraccionado nacional.

Estados Unidos es el mayor mercado de exportación para el vino argentino con ventas totales en 2021 por U$S247 millones y 701.791 hectolitros en vinos fraccionados, informa el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

Estados Unidos como mercado absorbe 20,87% de las exportaciones totales de vinos fraccionados de Argentina en volumen y representa el 27,52% en facturación.

Imagen Ilustrativa. Foto: Gentileza
Imagen Ilustrativa. Foto: Gentileza

“Hoy en día el comercio internacional requiere apoyos “mesoeconómicos” entre el nivel Micro -entre empresas- y el nivel Macro -entre países a través de negociaciones estatales-”, explicó Marcelo Elizondo, especialista en negocios internacionales.

Estos beneficios fiscales se aplicaron ya en 2018 y 2019; posteriormente se ampliaron y finalmente se hicieron permanentes a través de la Ley de desgravación fiscal que entra en vigencia ahora.

El nuevo sistema exige que los productores extranjeros (bodegas y exportadores de vinos y bebidas alcohólicas) que deseen asignar beneficios fiscales a los importadores primero se registren en la TTB, a través de una interfaz de productor extranjero en línea y obtengan una identificación que los acredite como tal.

La identificación del productor extranjero será necesaria para vincular la asignación del productor extranjero con los datos de entrada aduaneros asociados del importador y la solicitud de reembolso.

El registro de productores extranjeros también es necesario para proteger los ingresos al garantizar que las entidades que buscan asignar beneficios fiscales a los importadores sean de hecho productores extranjeros existentes y al permitir que TTB recopile cierta información de propiedad necesaria para que se cumplan las reglas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA