Consumo eléctrico: ¿gasta más una estufa de cuarzo o un caloventor?

Consumo eléctrico: ¿gasta más una estufa de cuarzo o un caloventor?
La eficacia energética de una estufa de cuarzo y un caloventor es diferente. - Imágenes web

A la hora de elegir un método de calefacción eléctrico, la eficiencia puede jugar un papel importante.

Más horas en casa por las nuevas medidas restrictivas que rigen en Mendoza y el descenso en la temperatura por la cercanía con el invierno es una combinación que por estos días puede haber hecho que más mendocinos hayan aumentado el consumo de servicios como el gas y la luz para la calefacción de sus hogares. A la hora de elegir la opción adecuada para cada ambiente, la eficiencia puede ser uno de los factores determinantes, así surge la pregunta: ¿gasta más una estufa de cuarzo o un caloventor?

Una gran cantidad de viviendas mendocinas no cuenta con una conexión a la red de gas natural, por lo que la alternativa de artefactos eléctricos para la calefacción se convierte en una opción elegida en estos casos.

Las necesidades de calefacción de una vivienda o un ambiente varían a lo largo del año y del día. Por tal motivo, es necesario instalar el más adecuado para cada sector y las actividades que se desarrollan allí. El abanico de posibilidades es amplio, pero entre las más económicas al momento de comprarlas nos encontramos con la estufa de cuarzo o un caloventor. Pese a que son de las más utilizadas, eso no significa que sean las más eficientes en cuanto al consumo.

En el caso de los caloventores se trata de aparatos con una resistencia eléctrica y un ventilador detrás encerrados dentro de una carcasa metálica con aberturas por arriba y por abajo. El calor se puede regular gracias a unos termostatos. Producto de esa resistencia, tienen un alto consumo eléctrico de 2000 watts por hora de funcionamiento.

Para responder nuestra pregunta inicial, nos encontramos que las estufas de cuarzo consumen un poco menos. Al conectarlas, las velas de cuarzo alcanzan la incandescencia e irradian calor. Son muy portátiles y sus efectos se aprecian rápidamente. En los casos más elevados, el consumo puede alcanzar 1.200 watts por hora de funcionamiento, siendo más convenientes que un caloventor en cuanto al consumo eléctrico.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA