lunes 10 de agosto de 2020

Economía

Casas de cambio piden al Central poder hacer delivery para sobrevivir

Además, plantean que se las autorice a abrir en Santa Fe, Rosario, Bahía Blanca y Posadas, donde ya hay libre circulación y están todos los comercios abiertos, pero el BCRA se niega

Hoy sólo puede comprar su cupo de u$s 200 mensuales quien tenga una caja de ahorro en esa moneda en los bancos, que la cobran hasta u$s 15 por mes. Antes de la cuarentena, se podía ir a una casa de cambio y comprar u$s 100 por ventanilla, pero ahora está prohibido, ya que el Banco Central no deja que las casas de cambio vuelvan a operar, ni siquiera en donde ya se levantó la cuarentena.

Mario Mocheti, presidente de la Cámara de Casas de Cambio (Cadecac), envió una nota al BCRA para pedir que los dejen operar en provincias o zonas geográficas donde no hay más cuarentena, como Bahía Blanca, Rosario, Santa Fe y Posadas, donde ya hay libre circulación de personas, ya no se necesita permiso para poder movilizarse, y están todos los comercios abiertos. Pero desde el Central le contestaron formalmente que por ahora no contemplan la posibilidad de que las casas de cambio puedan abrir.

“No está en análisis”, confirmaron en el BCRA consultados por este diario.

“Es una situación grave y compleja, que nos preocupa, porque no existirían razones lógicas para no permitir que puedan operar de la forma en que lo hacían tradicionalmente, con lo cual estamos en desventaja frente a entidades financieras, que si bien operar contra débito en cuenta, luego las personas humanas pueden ir a buscar los billetes, por lo que termina convirtiéndose en una operación en efectivo, sólo que se canaliza a través de un medio electrónico”, protesta Mocheti.

Confiesa que como las casas de cambio no administran cuentan de clientes, no pueden hacer eso, “entonces la única forma de tener una situación competitiva similar sería atender de la manera tradicional, dilatar la firma del boleto o tomar la firma en su domicilio, por delivery”.

“En nuestros esfuerzos por asistir a las personas que quieren acceder al mercado cambiario y no dispongan de cajas de ahorros en dólares, nos hemos puesto a disposición del BCRA para juntos encontrar una solución al escenario de la pandemia, sugiriendo ofrecer el servicio de delivery sin costo para las operaciones cambiarias”, advierte Facundo Cabrera Brizuela, presidente de Cambios Roca.

Mocheti agrega que pidieron al Central la posibilidad de hacer delivery, de modo de enviar a una persona a tomarle la firma en su domicilio para lo que es el boleto de la operación en original, o dilatar la firma, ya que aún siendo una operación bancarizada, es algo que el Central se los exige.

“Es una forma de no ir a una atención personalizada pero aunque sea que nos permita poder operar, pero no es algo que el BCRA consideró como posibilidad, así que el delivery de billete va a prosperar menos todavía”, explica.

“La exclusión del beneficio ATP, la imposibilidad de achicar estructura por las prohibiciones de ley, combinado a no poder atender en forma presencial, se presenta como un combo tan grave que no tiene precedentes. Es evidente que al margen de la pandemia, la Argentina atraviesa particularidades muy delicadas en materia económica. Lo insólito es que siendo tan baja la participación del sector en el volumen total operado, se permita al resto de las entidades financieras operar contra débito, y con un turno poder retirar el saldo en dólares por ventanilla. Como siempre lo que preocupa es la gente, hay 5000 familias que viven del producido de su trabajo en el sector”, enfatiza Mocheti.

“El problema de las familias, sus obligaciones, su necesidad de mantener el trabajo, el sustento para vivir, no distingue entre actividades más o menos sensibles, la afectación es la misma, el impacto y las consecuencias de la pandemia son las mismas, las personas involucradas no pueden ser menospreciadas por tener la desgracia de estar empleadas en una actividad donde la coyuntura aconsejaría mantenerla cerrada o bloqueada”, concluye el presidente de Cadecac.

Mariano Gorodisch