sábado 8 de mayo de2021

Camioneros piden que pare la “discriminación”
Camioneros denuncian malos tratos y discriminación por la pandemia. Marcelo Rolland / Los Andes
Economía

Camioneros piden que pare la “discriminación”

Desde el sábado pasado un grupo de autoconvocados comenzó un paro en Uspallata que el viernes fue desactivado. Aseguran que son “señalados” y sus familias también tienen problemas.

Camioneros piden que pare la “discriminación”
Camioneros denuncian malos tratos y discriminación por la pandemia. Marcelo Rolland / Los Andes

Cuentan que los miran mal, que no los dejan parar en ningún lado y que hasta sus familias han comenzado a verse involucrados en situaciones de discriminación. Es que desde que se dieron a conocer los tres contagiados con Covid-19 con supuesto nexo epidemiológico por haber estado en contacto con uno de ellos, los transportistas de Mendoza aseguran que están viviendo una situación crítica.

Por esa razón un grupo de unos 400 camioneros autoconvocados comenzó el sábado pasado un paro en el playón denominado ‘El Mostro’, ubicado en Uspallata, antes del cruce internacional a Chile. Desde entonces reclamaron libertad a la hora de permanecer, transitar y salir del territorio argentino; terminar con la estigmatización hacia ellos; tener la posibilidad de parar en distintas ciudades a descansar e higienizarse sin persecución policial o política, además de una agilización de tiempos en la aduana.

Si bien durante la mañana de ayer todavía seguía la medida, que tal como remarcaron fue voluntaria y pacífica, por la tarde se dio a conocer el cese del conflicto tras varias reuniones entre los autoconvocados y las autoridades provinciales.

Durante la mañana de ayer Ricardo Navarro desde Uspallata contó que constantemente son discriminados y que son vistos como “infectados para la sociedad”. “Lo que piden los compañeros es que cuando terminemos el viaje y volvemos a Mendoza podamos salir a la calle en vez de estar presos en nuestras propias casas como dicta el decreto de Suárez”, comentó en referencia al decreto Nº 674 del pasado 20 de mayor (ver aparte). A su vez aclaró que no quieren salir a bares o andar por ahí, sino simplemente salir a comprar algo con los hijos y la familia. “Nosotros tenemos más cuidado que cualquier otra persona porque tengo tres hijos y mi señora y quiero llegar sano a verlos, además del test permanente”, remarcó.

En tanto su colega Daniel Albornoz, relató que muchos vecinos apenas los ven llegar llaman a la Policía. “Eso no tendría que pasar porque somos personas”, subrayó. Además él se refirió a la imposibilidad de parar en el camino a dormir, comer o higienizarse. “¿Como hace una persona para hacer tantas horas de viaje sin dormir ni bañarse?”, se preguntó.

Desde Uspallata también compartieron su visión Matías Moreno, Claudio Campos y un grupo de otros tres compañeros. “El paro siempre fue voluntario, acá nadie obligó a nadie. Se explicó el motivo el primer día y se llegó a juntar 360 camiones en esta playa”, recordó a la vez que detalló que para hacerlo pacífico se decidió no cortar la ruta y ocupar ese espacio.

Ellos relataron que el supuesto caso un camionero con Covid-19 en de Las Heras los perjudicó muchísimo. “Si bien siempre hubo discriminación hacia nosotros, se agudizó y ya no solo con nosotros, sino con nuestras familias”, se lamentaron. Para ellos esto marcó un punto de inflexión. “Nosotros trabajamos para la familia y si los terminamos perjudicando nada tiene sentido. Nuestros hijos van a terminar mal psicológicamente”, anticiparon. En tanto enumeraron algunas situaciones que vivieron sus familiares como que no los quieran atender en un almacén o en el odontólogo.

En tanto uno de ellos que vive solo relató que si se lo obliga a quedarse en su casa cuando vuelve de su trabajo no tiene forma de hacer las compras o pagar las cuentas.” No queremos ir a un shopping o de fiesta, sino ser como cualquier ciudadano”, reclamaron.

Consultado al respecto Daniel Gallart, presidente Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza Aprocam detalló que la asociación empresaria no intervino en esta medida, sino que partió de autoconvocados. “De todas formas todas las partes, incluidos nosotros, no abocamos a tratar de desactivar el conflicto y tuvimos múltiples reuniones al respecto”, relató.

En tanto Néstor Majul, subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad y coordinador del paso, se refirió a la desactivación del conflicto. “Hemos llegado a un buen entendimiento y vamos a seguir charlando con los requerimientos a nivel nacional”, expuso. En tanto remarcó que el decreto que establece que deben hacer la cuarentena en su hogar seguirá vigente. “Los días que están en Mendoza tienen que estar en sus casas, es una cuestión de salud”, subrayó.

En cuanto a la discriminación, lamentó lo ocurrido y llamó a los mendocinos a entender que son personas que hacen su trabajo. “Cómo van a estigmatizar a alguien que provee alimentos, combustible, insumos para que podamos estar abastecidos”, remarcó.