miércoles 3 de marzo de 2021

Trabaja en cuatro turnos sin reserva. El paisajismo es mágico y en el restaurante que hay en el paseo se come el mejor sushi de la ciudad.
Economía

Buenos Aires en pandemia: circuitos renovados para recorrer

La ciudad más grande del país ofrece múltiples opciones para recorrerla. Tras la reapertura de sus paseos, teatros y restaurantes, hay nuevas opciones para disfrutar además de las tradicionales.

Trabaja en cuatro turnos sin reserva. El paisajismo es mágico y en el restaurante que hay en el paseo se come el mejor sushi de la ciudad.

La pandemia le puso un gran freno al turismo en la Ciudad de Buenos Aires que venía de un 2019 histórico. La baja es tal que, en enero pasado, la ocupación hotelera promedio rondó el 4%. Los lugares clásicos como Puerto Madero, Palermo y hasta la famosa calle Corrientes lucen casi “desnudos”, y los porteños volvieron a ganar la ciudad.

Pero lo cierto es que este escenario es inmejorable para volver a recorrerla, ya que está ofreciendo nuevos circuitos adaptados y con protocolos, que dan la oportunidad de conocer otra cara de la capital argentina. A esto se suma que los precios están mucho mas asequibles y los hoteles dejaron de cotizar en dólares.

Del Jardín a Recoleta

Se sabe que el Jardín Japonés es el parque más grande de ese estilo fuera del país de los samuráis y el sushi. Su paisajismo enamora y, tras el cierre por la pandemia, el espacio ya está listo para ser visitado. La recorrida por sus senderos es magnifica y el cuidado en cada planta, arbusto y flor es excepcional. Hay cuatro turnos a lo largo del día y la entrada es por orden de llegada. Costo: $290. Un tip: en el restaurante que funciona dentro de paseo y con espacio abierto, se puede comer uno de los mejores sushi de la ciudad. El jardín, la iluminación y las mesas puestas sobre un damero al aire libre dan una atmósfera mágica.

A sólo nueve minutos en auto se puede llegar al Centro Cultural Recoleta. Además de sus colecciones estables de arte, cuenta con un agenda muy amplia para los visitantes, que va desde cine hasta picnics en las terrazas y patio los días jueves. Los viernes, tiene una agenda de verano con recitales. Lo más interesante: la entrada es gratuita. Deben reservar su cupo en la pagina web.

Chacarita y los bares notables

Para la noche, Buenos Aires siempre ha tenido miles de opciones, en pandemia alejarse del tradicional circuito palermitano es un deber. De hecho, a muy pocos minutos la zona de Chacarita propone bares temáticos con mucha onda, menos concurridos y que gracias a la propuesta de Ciudad tienen más espacio tanto en veredas como sobre la calle.

Visitas obligadas: Sede, central de whisky que ofrece una variada carta con la mayoría de los estilos del clásico destilado. A metros, otro bar muy recomendable: Sifón. Ofrece tapas y su especialidad es el vermut, el ambiente relajado invita a quedarse. Y por último, uno de los más conocidos de la zona es “La Fuerza”, este bar que no toma reserva y que para entrar hay que llegar temprano, ofrece Vermú de los Andes, elaborado con vinos de Mendoza. Uno de los dueños es Sebastián Zuccardi. Una recomendación: salga “de tapas”. Lo mejor para conocer la zona es ir de bar en bar.

El bar de vermú de los Andes, que tiene un toque mendocino.

El mejor ceviche, a mitad de precio

A diez minutos de Puerto Madero caminando, se encuentra el Patio Gastronómico Rodrigo Bueno. Allí conviven cinco cocineros del barrio con cinco emprendimientos privados que ofrecen comida peruana, gastronomía paraguaya, parrilla y dulces típicos. El ceviche es su plato más aclamado. El valor, $450. También se puede encontrar chicharrón de pescado por $400 y la clásica porción de rabas por $400. Si bien todos van por la comida peruana, la cocina familiar de Blanca, que es paraguaya y vive en el barrio, es una perla escondida.

Para los vegetarianos y veganos el Chipa Guazu y Chipa so’o son excelente opción. También para los que son celíacos ofrece pizza de mandioca o maíz. La cocina paraguaya tiene una gran exponente en el lugar. Se puede ir a partir de las 12. Muy buen lugar para almorzar.

Las cocinas peruana y paraguaya se destacan en el patio Rodrigo Bueno.

Los clásicos de siempre

Para aquellos que disfrutan del teatro, la calle Corrientes tiene, como siempre, una nutrida cartelera, el aforo dentro del teatro es del 30% y tiene estrictos protocolos. El acompañamiento, con Luis Brandoni, es una muy buena opción, aunque ahora hay que esperar a que el actor se recupere del Covid para verla.

Y para los van a Buenos Aires para comer buena carne, a la parrilla Don Julio no le hace falta presentación: en 2020 fue elegido el mejor restaurante de Latinoamérica. Sin turismo internacional, se puede almorzar sin reserva. Los cortes a la parrilla van desde $1.900 hasta $3.340 y las guarniciones, entre $500 a $600. Otra opción, también en Palermo es El Preferido, donde se destacan los embutidos.

Protocolos

Requisitos para entrar a CABA

Todos los visitantes que lleguen a la ciudad de Buenos Aires deben completar la declaración jurada online, que se encuentra disponible en https://permisos.seguridadciudad.gob.ar/solicitudturismo/

-Quienes lleguen por vía aérea deberán realizar un test al arribo en Ezeiza. No requiere turno previo.

-Los que lleguen en micro, deberán realizar un test al arribo a terminal Dellepiane. No requiere turno previo (disponible para los servicios que arriben a la terminal de 5.30 a 19.30).

-Los que lleguen en vehículos particulares u otros medios deberán realizar el test dentro de las 72 horas del arribo en cualquiera de los puntos de testeo habilitados para tal fin.

Uno de ellos el Centro Costa Salguero, en la Costanera. Es un trámite muy rápido, ordenado y a las 12 horas el resultado del test se recibe por Whatsapp.