viernes 22 de enero de 2021

Ignacio Blanco / Los Andes
Economía

Aunque a nivel país la venta de juguetes cayó 20%, en Mendoza creció 1,3%

De acuerdo a las mediciones realizadas por la Cámara industrial del sector, las operaciones equipararon el volumen comercial del año pasado. El ticket promedio fue de $ 650

Ignacio Blanco / Los Andes

La venta de juguetes por el Día del niño rompió con varios pronósticos, para los jugueteros fue una buena noticia porque se equiparó el volumen del año anterior y lo superó en un 1,3% según indicó la Cámara Argentina de la Industria del Juguete. Los descuentos de hasta un 30% en algunos productos, el Programa Ahora 12 y la venta con tarjeta de crédito incentivaron las transacciones. Muchas tiendas estrenaron en sus canales virtuales, también crecieron las consultas en las redes sociales.

La juguetería Tiki Taka, en San Martín, tiene página de Instagram y Facebook, sin embargo el público igual acudió a local. Víctor Viñolo contó: “En contra de las expectativas, las ventas de juguetes estuvieron muy bien, igual en movimiento y unidades a las del año pasado. Gracias a Dios, la gente respetaba las normas de higiene y esperaba afuera. El movimiento por el día del niño comenzó hace dos o tres semanas”. El comerciante señaló que la concurrencia y la demanda lo sorprendieron, pensó que a causa de la pandemia las ventas se caerían.

Las ventas de juegos y juguetes, a pesar de haber tenido un muy buen desempeño en estos últimos días tanto en el canal físico como en el on-line, apenas lograron alcanzar los niveles de 2019, las ventas del Día del niño explican casi el 60% de las ventas para el sector. Desde la cámara argentina aseguraron que con una participación del 80% de juguetes importados, el ticket promedio rondó los $2800 pesos por unidad, mientras que en jugueterías que ofrecen 50% productos nacionales y 50% importados, el ticket promedio por juguete fue $650.

Debutantes en línea

Nahir Adur desde hace dos meses comenzó a trabajar en un nuevo proyecto, la fabricación de juguetes didácticos en madera y tela. Sobre su experiencia, en las ventas del Día del niño, destacó: “Me fue muy bien por suerte, mejor de lo que esperaba. Desde hace dos meses que tenemos este emprendimiento y tuvimos mucha demanda”. “Felicitas. Aprender Jugando” es el nombre del proyecto que está desarrollando y que por medio de las redes sociales tiene su primer acercamiento al público.

“Felicitas es mi hija y todos siempre se asombran de sus logros y avances. Siempre digo que ella aprende jugando”, explicó la psicopedagoga de 34 años. La idea de los juguetes didácticos nació desde su profesión “como he estado trabajando desde casa se me ocurrió hacer juegos didácticos para acompañar de alguna forma el desarrollo de las habilidades y capacidades de los chicos”, señaló Adur. Con varios posteos en el Marketplace mostró el trabajo que realiza junto a su pareja, debutando en las redes de una manera artesanal.

De acuerdo a lo relevado por la cámara, muchos negocios (que representan el 40% de las ventas) llegaron a esta fecha sin implementar un canal online para sus operaciones a distancia, situaciones que también repercutieron en el volumen comercial. La pandemia y el aislamiento social ofrecieron una ventaja para el crecimiento del e-commerce pero no todos eligieron ente camino. En ese canal se hicieron fuerte las cadenas de jugueterías, supermercados y casas de artículos para el hogar, los pequeños comercios debieron reconfigurar la dinámica y vender por whats-app, instagram u otras redes sociales.

Con números negativos

Para la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas por el Día del Niño cayeron un 20,8% en los comercios minoristas en relación con las operaciones del año pasado. La retracción de las ventas las atribuyen a la caída del poder adquisitivo e ingresos a causa del avance de la cuarentena por el Covid, lo que provocó la menor compra de unidades en la familia y un ticket promedio en las jugueterías de $ 900. Destacando también que las grandes cadenas a principio de agosto lanzaron sus ofertas buscando captar al público.

Por su parte, la cámara del juguete dividió la demanda del cliente en productos nacionales e importados. Entre los primeros, se destacaron los rompecabezas y juegos de mesa como Carrera de Mente ($1690), Dobble ($1500), ¿Qué ves? ($799), Don Rastrillo y el Uno ($580). También los clásicos Memotest ($599), Ludo y Juego de la Oca ($400). Los bloques por 24 piezas ($250) fueron otro de los productos más buscados, las masas de modelar ($219 pack x 3 potes) y los juguetes de primera infancia (0 a 3 años) explican el 40% de la oferta de juguetes.

Las fábricas locales de juguetes lograron sobrevivir –la cuarentena- con el apoyo de los planes del gobierno y los créditos con tasas reducidas. No obstante, para el presidente de la Cámara Argentina de esta industria, Emmanuel Poletto, “existen buenas expectativas para la industria nacional de cara a la temporada de fin de año, nuestro objetivo es producir a pleno y ampliar la escala de producción buscando mejorar la competitividad para aumentar las exportaciones y recuperar mercado interno impulsando nuevas formas de comercialización en canales online”.


Por las redes