jueves 17 de junio de2021

Denunciaron que Gil Pereg fue golpeado en la cárcel y que le fracturaron una muñeca
Denunciaron que Gil Pereg fue golpeado en la cárcel y que le fracturaron una muñeca
Policiales

Denunciaron que Gil Pereg fue golpeado en la cárcel y que le fracturaron una muñeca

Según sus abogados, el israelí sufrió maltratos mientras lo obligaban a bañarse. Insisten con trasladarlo a Buenos Aires.

  • lunes, 7 de octubre de 2019
Denunciaron que Gil Pereg fue golpeado en la cárcel y que le fracturaron una muñeca
Denunciaron que Gil Pereg fue golpeado en la cárcel y que le fracturaron una muñeca

La estadía de Nicolás Gil Perg en la cárcel de Boulogne Sur Mer cada tanto trae noticias sobre alguna conducta extraña o particular del israelí tras las rejas. Esta vez sus abogados denuncian maltratos y una golpiza que terminó en la fractura de una de sus muñecas. 

El hecho habría ocurrido la semana pasada, cuando presuntamente el israelí fue obligado a bañarse. Sus representantes legales aseguran que en un sector del penal lo ataron a una silla desnudo, lo esposaron y allí comenzaron a tirarle agua para higienizarlo.

En todos estos movimientos Pereg se habría resistido, y al estar esposado forzó una de sus manos y así se produjo la quebradura. El abogado Maximiliano Legrand explicó que hasta el momento no ha sido atendido correctamente, ya que no lo ha visto un traumatólogo y apenas le han improvisado un yeso. "Lo obligaron a bañarse y Pereg no puede tener contacto con el agua porque le produce un sufrimiento asociado a su patología, y eso lo saben los penitenciarios. Es como si lo torturaran",, dijo hace días el letrado.

Ante esto la defensa ha presentado un hábeas corpus y un recurso en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).   Además, pretenden trasladarlo a Ezeiza, Buenos Aires, para que sea internado en un pabellón psiquiátrico. Desde el comienzo del caso sus abogados han intentado probar la inimputablidad del sospechoso, por el momento sin éxito.

El acusado está detenido desde enero pasado, luego de que los cuerpos de su madre Pyrhia Sarusi (63) y de su tía Lily Pereg (54) fueran encontrados enterrados en el vivienda de Guaymallén. Los delitos que le imputan podrían llevarlo a la prisión perpetua.