viernes 22 de enero de 2021

Dan Melville: jugar por amor a la ciencia ficción
+ Deportes

Dan Melville: jugar por amor a la ciencia ficción

Usa un brazo robótico inspirado en un héroe de la serie de juegos “Deus Ex”. El británico ingresará al Guinness.

  • sábado, 17 de noviembre de 2018
Dan Melville: jugar por amor a la ciencia ficción

La realidad siempre guarda un espacio para la sorpresa, o al menos la empata y el británico Dan Melville es una muestra de ello. Este Cyborg amante de los videos juegos luce un brazo biónico impreso en 3D basado en el del personaje Adam Jasen, protagonista de la serie Deux Ex.

"Jugué muchos videojuegos, todavía lo hago, pero realmente no tenía muchos personajes de videojuegos que admirar. Todo el mundo tenía dos manos, o eran de cuerpo completo. Entonces, comencé a jugar a Deus Ex y dije: 'este tipo tiene brazos biónicos, ¡eso es genial!", cuenta en un clip de YouTube el e-gamer británico que asiste a las convenciones de historietas y de videojuegos disfrazado de Adam Jensen.

"Nací solo con mi mano izquierda, pero esto nunca me impidió probar todo porque siempre encontré mi propia manera de hacer las cosas. Mientras crecía, me fascinaba la ciencia ficción, los cómics y los videojuegos porque tenían personajes con tecnología futurista. Use muchas prótesis y la gente me preguntaba qué le pasó a mi brazo, lo que me hizo sentir avergonzado como si no fuera lo suficientemente bueno" sostuvo el hombre que ingresará al Record Guinness por ser la primera persona con una mano biónica de agarre múltiple 3D.

Con el brazo de un héroe

"Nunca pensé en mi vida que alguna vez podría usar algo como el 'Brazo de héroe'. Cuando era niño, solo era un sueño, pero ahora es una realidad que es alucinante. Saber que va a cambiar muchas vidas para mejor me hace tan feliz. Me siento increíble porque los ojos de la gente se iluminan cuando ven el brazo".

Daniel Melville

Twitter: @danielmelville

Seguidores: 1.269

Micro Pic: El documental Prism está disponible en Youtube. La producción de Predator tiene una duración de 5 minutos.


Por las redes