martes 19 de enero de 2021

Víctor Hugo Morales se mostró apenado por los disturbios en el funeral de Maradona
Da La Nota

Video: Víctor Hugo Morales se mostró apenado por los disturbios en el funeral de Maradona

En diálogo con Intrusos, el periodista y relator dio su opinión sobre los incidentes que ocurrieron en Casa Rosada.

Víctor Hugo Morales se mostró apenado por los disturbios en el funeral de Maradona

Los disturbios que se produjeron en Plaza de Mayo y Casa Rosada durante el velatorio de Diego Armando Maradona generó que diversas figuras de los medios opinaran al respecto.

Uno de los que se refirió a estos hechos fue Víctor Hugo Morales, quién se mostró muy apenado y analizó el hecho como una posible metáfora de lo que era el ídolo popular.

En diálogo con Intrusos, el periodista opinó sobre las imágenes de los disturbios en Casa Rosada: “Qué pena me da todo esto. Venía todo tan maravillosamente bien. Pero la pasión de la gente queriéndose acercar a Diego ha desbordado todo”.

Tras advertir que debido a la gran asistencia de gente en el lugar era previsible que esto sucediera, el periodista expresó: “Hace unas horas pensaba que de ninguna manera podían hacerlo hasta las cuatro de la tarde. La gente que ha hecho cualquier sacrificio por acercarse, que ha venido hasta de ciudades vecinas, decirle después de estar horas allí que no iba a poder pasar seguramente iba a generar cierto malestar”.

“Creí siempre que el velatorio podría ser hasta mañana, veo que ahora sería hasta las siete de la tarde, que también va a resultar insuficiente. Es una tristeza, venía todo tan cerca de lo que uno quiere para Diego. Una despedida maravillosa, de pueblo, de pasión, de amor”, agregó Morales.

Luego, el periodista contó cómo fue su experiencia en la despedida de Maradona. “Yo estuve mirando pasar a la gente en Casa Rosada unos 5 o 10 minutos, quedé de frente a quienes pasaban frente al féretro y fue muy emocionante. Siempre procuro frente a cámara no quebrarme pero cuando vi el amor de esa gente, las cosas que le decían, el golpe en el pecho, me fui quebrando, me fui llorando del lugar”, reveló casi avergonzado.

Curiosamente el desborde que se vivió en plena despedida podría compararse con el amor y la pasión del pueblo por su ídolo. “Diego también era esto: desborde. Podría ser una metáfora que las cosas no puedan terminar de una manera equilibrada pero, claro está que la responsabilidad de Diego en esto es nula y todo lo que pasa lo excede. Pero sí metafóricamente sirve pensar que tratándose de él las cosas no podían terminar en orden”, reflexionó.

Tras confesar su admiración por el exfutbolista, advirtió que Maradona ya se convirtió en una leyenda. “Diego es inmortal, entró en la eternidad. Cada vez que se hable de fútbol, de magia, del más grande vamos a seguir hablando de Diego. Es muy difícil pensar que en los próximos tiempos alguien pueda superarlo”, señaló emocionado.