miércoles 21 de octubre de 2020

Ellen DeGeneres aprovechó el comienzo de su decimoctava temporada para pedir disculpas.
Da La Nota

Tras los escándalos por maltrato a sus trabajadores, Ellen Degeneres regresó a la TV y pidió disculpas

Luego de las denuncias por racismo y abusos, la conductora abrió la nueva temporada de su programa con un fuerte descargo y con promesas de cambios.

Ellen DeGeneres aprovechó el comienzo de su decimoctava temporada para pedir disculpas.

Luego de las denuncias que recibió su programa, Ellen Degeneres volvió a la televisión este lunes para arrancar con su decimoctava temporada, donde aprovechó para pedir disculpas.

Las acusaciones contra el programa DeGeneres empezaron el julio cuando algunos trabajadores se quejaron de un ambiente de trabajo tóxico con conductas racistas y abusos.

“He sido consciente de que las cosas que han sucedido aquí no deberían haber pasado. Me lo tomo muy en serio y quiero decir a las personas afectadas que lo siento mucho. Sé que estoy en una posición de privilegio y de poder, y me doy cuenta de que conlleva una responsabilidad. Asumo esa responsabilidad por lo que pasa en mi programa”, se expresó la conductora en el inicio del programa.

En referencia a las denuncias y la nueva temporada que recién comienza, Ellen dijo que es una gran oportunidad para escribir “un nuevo capítulo”.

En respuesta a las acusaciones que recibe de ser otra persona cuando se apagan las cámaras ella respondió que es la misma que ven en durante el programa, aunque es “un proyecto es desarrollo” y “A veces estoy triste, estoy cabreada, estoy ansiosa, frustrada, impaciente, y estoy trabajando en todo eso”.

“Esta soy yo y mi intención es siempre ser la mejor persona que pueda ser, y si alguna vez le he fallado a alguien, o he herido sus sentimientos, lo siento mucho. Si ese ha sido el caso, entonces me he traicionado a mí misma y me he hecho daño, porque mi intención siempre es crecer como persona”, continuó explicando la humorista.

Para finalizar su comunicado la presentadora dijo que solo quiere “que cada uno de mis empleados sea feliz y esté orgulloso de trabajar aquí”.