sábado 24 de octubre de 2020

La chiprense siempre postea imágenes muy segura de sí misma.
Da La Nota

Sophia Hadjipanteli es modelo y tiene una uniceja por la cual recibe fuertes amenazas

Ella es sensación para las marcas con su estilo a lo Frida Khalo, pero sobre todo en el inicio de su carrera recibió muy malos tratos y críticas por su estética.

La chiprense siempre postea imágenes muy segura de sí misma.

El mundo de la moda siempre se ha caracterizado por continuar ciertos estereotipos que agradan al ojo publico y se mantienen dentro de la línea de los estándares de belleza. Pero cada tanto, aparece una Twiggy de grandes ojos, una singular Kate Moss, una escultural belleza negra com Naomi Campbell, solo por nombrar algunas. Todas ellas rompieron algunos de estos esquemas y se llevaron el mundo de la moda por delante.

Hoy las rarezas son aún mas consideradas bellezas y es en lo exótico que las mayores marcas del mundo quieren poner su foco para resaltar sus campañas. Así fue como Sophia Hadjipanteli logró conseguir la fama mundial y el trabajo elite que mantiene hasta el día de hoy. La modelo cuenta con más de 457 mil seguidores en Instagram, que siguen cada paso que da, pero sobre todo se maravillan con la abundante uniceja que destaca con un intenso color negro.

Con unos clarísimos ojos color mar, gruesos labios y una figura envidiable con curvas, la joven nacida en Chipre triunfa en el rubro fashion. Pero no todo ha sido fácil. Desde pequeña sufrió bulling y constantes críticas a causa de sus cejas, aunque también eran por su ropa, tener padres inmigrantes o no hablar inglés.

En una entrevista con Good Morning Britan, contó que más de una vez ha temido por su vida: “Recibo muchas amenazas de muerte”. Muchas personas no soportan esta anomalía estética que choca contra los cánones, porque a pesar de que las cejas pobladas han ganado mucha popularidad, la mayoría todavía se niega a la idea de la uniceja.

“Trato de no leer muchos de esos comentarios... es una pena que cuando quieres leer los buenos comentarios tienes que pasar por los malos, pero creo que lo vale”, contó mientras relataba que desde que dejó de guiarse por las opiniones ajenas, fue mucho más feliz.

La joven de 23 años mantiene una relación estable con el fotógrafo Zac Apostolou. “Él también tenía uniceja cuando era niño. Yo me tiño las cejas. Naturalmente son oscuras pero no así de oscuras así que siempre que las estoy pintando él se interesa mucho en lo que hago”.

El novio de Sophia adora su uniceja.