Mery del Cerro se sinceró sobre las críticas que recibe por Masterchef Celebrity: “Soy la llorona”

Mery del Cerro se quebró frente al jurado y luego hizo un extenso post en Instagram hablando acerca de su emoción en el programa.
Mery del Cerro se quebró frente al jurado y luego hizo un extenso post en Instagram hablando acerca de su emoción en el programa.

La actriz tuvo un momento de debilidad cuando los jurados probaron su plato y más tarde habló de las críticas que recibe por las redes sociales. Mira lo que decía el post de Mery del Cerro acerca los haters y las críticas por estar en el reality,

Avanzan las semanas en Masterchef Celebrity y cada vez las pruebas y los jurados se van poniendo más exigentes. Ya con su sexto eliminado, la competencia comienza a entrar en su segunda etapa de desarrollo y ahora los participantes se someten a momentos de gran estrés en las cocinas de Telefé.

Fue así que en la noche de ayer, Mery del Cerro tuvo un momento de debilidad frente a las cámaras cuando fue llamada al frente para presentar su plato. En medio de la incertidumbre, los nervios y las ganas de seguir adelante, aparecieron algunas lágrimas que reflejaban toda la presión de los últimos días.

Mery del Cerro hizo un emotivo y fuerte descargo en las redes sociales sobre las críticas que recibe por su paso en Masterchef e incentivó a ser más empáticos.
Mery del Cerro hizo un emotivo y fuerte descargo en las redes sociales sobre las críticas que recibe por su paso en Masterchef e incentivó a ser más empáticos.

La actriz fue sincera con sus seguidores a través de algunos mensajes que posteó en sus redes sociales. Fue donde Mery reflejó todos esos sentimientos que recorren a los participantes al recibir tantos mensajes de su labor en las cocinas de Masterchef.

Tras una positiva devolución de parte del jurado, la actriz decidió expresar en sus redes su sentir y pensar.

¿Qué dijo Mery del Cerro en su post?

“Pensaba en lo poco acostumbrada que están la personas que consumen la tv/medios de comunicación a ver a ‘famosos’ llorando, por lo que sea, impotencia, angustia, emoción o felicidad”, comenzó Mery del Cerro en un extenso post publicado en su cuenta de Instagram.

“¿Les parece raro o poco común entonces lo primero que sale es la crítica y juzgar al otro? Es fácil hacerlo atrás de un teléfono, ¿todos nacimos cocinando? ¿Todos somos tan fuertes y nadie llora nunca?”, planteo la participante de Masterchef.

“¿Saben qué? Yo soy esto que ven, a flor de piel, nunca pude caretear nada, se me notan las cosas que me pasan, fui siempre así y voy a seguir siendo Yo”.

“Entré en MasterChef porque era un desafío nuevo, un área desconocida para mí. Si, al principio me ganaron los nervios, el no saber, la frustración, etc. No la pasé bien en el arranque, realmente estaba muy angustiada y nerviosa. Cada vez que pasaba adelante se me aflojaban las piernas del miedo. Pero como siempre en mi vida voy para adelante. Empecé a estudiar y aprender mucho por fuera del reality”, añadió.

Mery del Cerro en Instagram.
Mery del Cerro en Instagram.

Mery explicó que “Yo quería afrontar este desafío, no para agradar o para ser aprobado por otro, lo hago para mí, para superarme a mí misma. Elijo seguir esforzándome en algo que me cuesta muchísimo, pero le doy pelea porque siempre fui así en mi vida con todo. Orgullosa de saber que puedo seguir adelante después de varias caídas”.

Las críticas de los haters

Más tarde en sus historias compartiría completo el extenso mensaje referido a los hates que recibe en las redes sociales.

“Por otro lado, ¡soy extremadamente sensible! ¡Mi mamá es igual! Y muchas veces fui muy exigente con ella o juzgué su extrema sensibilidad. Hoy me encuentro así, por primera vez con el corazón abierto en este programa mostrándome al 100 en mis virtudes y mis debilidades. Por momentos desbordo”, se sinceró.

Mery del Cerro habló de la presión que implica estar frente a miles de personas haciendo algo completamente nuevo.
Mery del Cerro habló de la presión que implica estar frente a miles de personas haciendo algo completamente nuevo.

“Al principio hacía fuerza para controlar y reprimir el llanto, el enojo, el miedo, la vergüenza, trataba de ser dura. Sufría mucho los comentarios en redes y las opiniones, como si muchos supieran cocinar a la perfección o si nunca les diera miedo algo y pudieran llorar. Después, entendí que yo era así, le guste a quien le guste”, remarcó.

“Me apoyé mucho en mi familia y seres queridos. Meme (Bouquet) -su esposo y padre de sus hijas- siempre con su hombro, las palabras justas, ayudándome y acompañándome. Las chicas por las cuales hago todo y son la luz de mis ojos. Clau mi consejera de vida, la cual siempre tiene la visión perfecta de cada situación. Judit con su cariño de enseñanza y horas en la cocina para recuperar el tiempo perdido”, dijo.

“Para muchos seré la ‘llorona’ y será fácil criticarme desde afuera, pero soy real y me muestro como soy sin reprimir mis sentimientos. Hoy estoy muy feliz en MasterChef aprendiendo mucho y encontrándome en lugares profundos, y no me quiero ir. Sufría por no saber empanar una milanesa y hoy lo veo como todo lo que aprendí desde ese entonces”, reflexiono Mery sobre su participación en el reality conducido por Santiago del Moro.

La actriz también habló acerca del desafío que implica para sí poder participar de una competencia gastronómica.
La actriz también habló acerca del desafío que implica para sí poder participar de una competencia gastronómica.

“Desde que trabajo nunca me quedé en un lugar, siempre fui por mas, empecé como modelo, después el desafío de la actuación, el baile, la conducción, tengo mi colección de bikinis diseñadas por mí, ahora la cocina y así seguiré. Porque soy así, soy una apasionada, agradecida de la vida y todo lo que me dio. Miro para atrás y no lo puedo creer, todo lo que soñé lo fui consiguiendo con esfuerzo y trabajo, y eso no me lo quita nadie”, recapituló Mary.

“Que nadie les diga que no pueden, que son un desastre, que se vayan del lugar donde están o que no sirven para nada, vayan por lo que quieran, esfuércense, salgan de su zona de confort aunque les cueste, para explorar otras cosas que seguramente los harán muy felices y no lo hagan para los demás, háganlo por y para ustedes”, le pidió Mery a sus seguidores.

“Mi deseo es que seamos más empáticos. Que no juzguemos la vida del otro, miremos para adentro antes de atacar al otro. Hagamos ese ejercicio y vamos a menos enojos y más alegrías, tanto el que critica con esa mala energía como el que la recibe. Para serles sincera, a mí la crítica me destruye, no me hace bien. Por más que hoy entienda mejor y me enfoque en mí, es inevitable que te haga mal. Busco fuerzas y aunque duela, seguir siendo yo”, concluyó Mery del Cerro.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA