lunes 13 de julio de 2020

Marcela Tauro, tras su pelea con Jorge Rial, pasó a "Fantino a la tarde".
Da La Nota

Marcela Tauro develó por fin los detalles de la pelea con Jorge Rial que la sacó de “Intrusos”

Después de debutar en “Fantino a la tarde”, la panelista rompió el silencio acerca de la discusión que tuvo al aire con su ex jefe.

Marcela Tauro, tras su pelea con Jorge Rial, pasó a "Fantino a la tarde".

A mediados de mayo, Marcela Tauro y Jorge Rial protagonizaron una fuerte discusión al aire en “Intrusos” por el caso del doctor Rubén Mühlberger. Ese fue el día en el que la panelista abandonó el ciclo en el que trabajó por 17 años.

A casi dos meses de la pelea y con nuevo trabajo en “Fantino a la tarde”, Tauro habló por primera vez de los detalles de su pelea con el conductor y los motivos que la llevaron a abandonar la que fue su casa televisiva.

“Fue lo que se vio. Sentí el click ahí, pensé ‘esto no va más’. El programa siguió, no es que terminó. Después, en el corte hablamos bien, él me dijo su parecer. Pero yo no me acuerdo mucho. Saqué todo eso de mi mente”, dijo sin filtro en su charla con Fernanda Iglesias para “Esto no es Hollywood” (lunes a viernes de 20 a 22 por radio Del Plata).

El diálogo pasó por varios puntos y continuó de la siguiente manera:

Fernanda: -Se te desacreditó… Te pidió la fuente de tu información y es algo que nunca se le pide a un periodista.

Marcela: -No, me maltrató.

F: -¿Te sentiste maltratada?

M: -Obvio. Es así. Yo pensé ‘¿por qué me está pasando esto?’. Pero bueno, son cosas que las sé manejar, no era el primer día que trabajaba, ni nada. Ojo; fue solamente pensar por qué me pasaba todo eso. Lo que sé es que fue a la mitad del programa y yo seguí al aire.

F: -En algún momento habías hablado de unos ciertos gritos de Rial hacia vos...

M: -Yo se lo había dicho en la cara, pero fue un destrato (antes). Pasaron tantas mujeres, tanto chip (sic), que pensé ‘¿será esto de lo que están hablando?’. Pero yo no lo vivía así. Sabemos que hay gritos, no está bien y tiene que cambiar. Eso lo entiendo, que es parte de nuestro laburo y la locura de la TV. Pero acá yo sentí que algo se cortó.

F: -¿Rial también lo sintió?

M: -Evidentemente sí, pero no lo sé porque no hablé con él. No es malo tampoco. Fueron muchos años, y era el momento.

F: -¿Qué te dijeron ese día?

M: -Yo ya sabía que por rotación tenía que volver Débora D’Amato. Para ‘justificar’ que todos estemos y trabajemos, rotábamos. Así que no me tocaba. Nunca me dijeron que no volvía. Yo fui la que dije que me iba. me habló la producción y coincidimos.

F: -Fue de mutuo acuerdo...

M: -No quiero hablar, para mí terminó. Ya está. Después hicieron una novela de cosas que me ofrecieron que nunca pasó. Yo la reunión la tuve casi un mes después. Me ofrecieron volver a Intrusos pero yo les expliqué al canal y la producción por qué no quería volver. Me llamó Fantino, me dijo “¿querés irte mal del canal, porque yo te estoy pidiendo?”. Si Fantino no me pedía tenía dos meses de vacaciones y volvía a hablar.

F: -Te salvó Alejandro Fantino.

M: -No, otros programas me llamaron. Cerrar con Fantino tampoco fue fácil, porque tuvimos que cerrar todo de nuevo. Y me entero después que me habían pedido Fabián Doman y Mariano Iúdica. Ahora estoy contenta. Yo pensé que iba a ser más serio, pero nos pudimos relajar y divertir. Es un momento raro, así que también es para pasarla bien, darle alegría. Dramas ya tienen los de ellos.