jueves 6 de mayo de2021

La sorpresiva y tensa reunión de la familia Maradona antes que le dieran el alta a Diego
El ídolo se mudará a una casa en Benavídez y todas las partes se comprometieron a colaborar con el tratamiento.
Da La Nota

La sorpresiva y tensa reunión de la familia Maradona antes que le dieran el alta a Diego

Los allegados del Diez definieron su futuro y determinaron cómo se turnarán de ahora en más para cuidar al ex futbolista durante la rehabilitación.

La sorpresiva y tensa reunión de la familia Maradona antes que le dieran el alta a Diego
El ídolo se mudará a una casa en Benavídez y todas las partes se comprometieron a colaborar con el tratamiento.

En las últimas horas, nos esteramos de la novedad de que a Diego Maradona le dieron el alta tras su operación y seguirá la recuperación de la misma en una casa.

Sin embargo, antes de este episodio, se produjo una reunión entre los allegados del Diez para definir su futuro y cómo se turnarán de ahora en más para cuidar al ex futbolista.

De acuerdo con lo que informa Infobae, en el encuentro se decidió que el ídolo se mudará a una casa en Benavídez y todas las partes se comprometieron a colaborar con el tratamiento.

Dalma y Gianinna se juntaron con Jana, con quien hace unos días tuvieron un cortocircuito luego de que la mayor acusara a la marplatense de “cobrar plata de Morla”, y con sus tías. El encuentro, que se realizó en un salón de la Clínica Olivos, se completó con la presencia de Verónica Ojeda, que fue en representación de su hijo Diegito Fernando y que no habría sido muy bien recibida.

La ex profesora de educación física fue con su abogado, Miguel Ángel Pierri, quien no habría podido ingresar a la charla y según habrían informado dese el entorno del director técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata a Infobae, el letrado la asesoraba a la distancia a través de WhatsApp.

“El objetivo fue estar presentes para lograr que Verónica formara parte de las reuniones que la familia realizara en torno a la evolución de Diego. Ella quería estar porque en el pasado quiso participar y no la dejaron entrar”, dijo Pierri a este sitio, y aclaró que su clienta no fue en rol de “ex” sino como madre del menor de los hijos de Maradona.

En la reunión, en la que reinó la tensión entre todas las partes, primero recibieron y leyeron con atención el informe médico realizado por Leopoldo Luque y luego otro realizado por uno de los kinesiólogos que estarán a cargo de la rehabilitación. Aunque el abogado reconoció que “hubo reticencia” entre algunas de las partes por la presencia de Ojeda, aseguró que hubo cierto acuerdo y que la mamá de Dieguito salió “conforme” ya que ella insiste en que quiere estar cerca del papá de su hijo y atenta a los cuidados que este necesite.

“Se intentó instalar el espíritu de cooperación”, dijo, y que la idea es armar un esquema de días y horarios para que los familiares puedan estar cerca de Diego para cuidarlo: “Todos tienen su vida, pero los hijos serán los primeros que tengan que establecer los turnos y tiempos. Se puso un compromiso en la mesa que hay que cumplir, es un tratamiento que va a llevar tiempo y controles”.

Además, se decidió que el ídolo deportivo no regresara a Brandsen, a la última casa que estaba habitando, sino que fuera a Benavídez, en el partido de Tigre. “Los médicos que conocen el entorno dicen que esperan que lo que se dijo en la reunión lo cumplan, ella (Verónica) seguro, porque estuvo siempre a disposición”, agregó el abogado.

Finalizado el encuentro, Ojeda habría querido ver al Diez pero no pudo, ya que las visitas estarían permitidas solo para los hijos. Sin embargo, los papás de Dieguito habrían mantenido una charla telefónica anoche y otra esta mañana, según informaron desde el entorno de Pelusa.

En los próximos días y cuando Diego esté finalmente instalado en su nueva casa, la idea de Verónica es que pueda ver al nene de siete años que en los días anteriores realizó un posteo pidiendo la pronta recuperación de su papá para poder volver a jugar juntos.

¿Por qué la familia se reúne a hablar de su futuro y no es él quien decide a dónde o con quién ir? “Diego es un paciente al que hay que sacarle presiones”, afirmó Pierri, y destacó que el Diez está bien, pero que ahora tiene que ocuparse de cuidarse para poder terminar de recuperarse.

En paralelo, mientras los familiares estaban en una sala, en otra hablaban Pierri, Matías Morla, Leopoldo Luque, algunos médicos de la clínica y el doctor Alfredo Cahe, quien ya había atendido a Maradona pero que ahora fue convocado por Verónica y su abogado como una suerte de “consultor”: “Para tener una opinión más además de la de Luque, que es muy valiosa y reconocemos su trabajo, pero queremos saber qué piensa otro facultativo. Estamos fijando acciones necesarias, esto es necesario, no es por desconfiar”.