lunes 21 de septiembre de 2020

Desde hace un tiempo, el modelo está separado de Bárbara Cudich, la mujer con la que compartió los últimos 20 años de su vida.
Da La Nota

Hernán Drago y su charla más dura sobre su separación: “Lo más difícil fue comunicársela a mis hijos”

Desde hace algunos meses, el modelo está separado de Bárbara Cudich, la mujer con la que compartió los últimos 20 años de su vida.

Desde hace un tiempo, el modelo está separado de Bárbara Cudich, la mujer con la que compartió los últimos 20 años de su vida.

Hernán Drago alcanzó la fama a partir de la repercusión que ha logrado con su trabajo en la pasarela. Pero esta vez, el modelo de 45 años encontró su lugar en la pantalla chica de la mano de Guido Kaczka con Bienvenidos a bordo, el programa de entretenimientos de las noches de El Trece, donde el modelo saca a relucir su faceta más descontracturada y no le teme al ridículo cuando improvisa coreografías sin sentido para hacerle ganar a la gente un premio.

En diálogo con la revista Pronto, reveló una noticia inesperada: “Firmé contrato hasta el 2021 para estar con Guido, ya sea en este programa o el que pueda surgir dentro de los próximos 365 días”.

El actor también se refirió a este gran presente profesional y a su vida íntima. Se sabe que desde el año pasado está separado de Bárbara Cudich, la mujer con la que compartió los últimos 20 años de su vida y que es la madre de sus hijos Luka (17) y Lola (14). “Tenemos muy buena relación y por el momento seguimos viviendo los cuatro juntos en la misma casa”, confió Hernán.

El actor, que está soltero, habló si tiene ganas de encontrar el amor. “Hoy estoy bien así y no quiero encontrar el amor. Es muy difícil porque si aparece, aparece. Pero estoy un poco negado en ese sentido y necesito estar solo por lo menos un año o dos más. Pero a futuro sí: me encantaría volver a mi casa y tener una compañera con quien charlar, viajar y contarnos las cosas. Para serte sincero, me encantaría que aparezca en un par de años, no hoy.

Por su parte, el modelo destacó que sigue viviendo con su ex e hijos: “Es más saludable para nuestros hijos, porque tengo una buena relación también con ella, sin confundirnos y porque no era necesario que después de la noticia cada uno se raje para otro lado. No hacía falta y como viajo mucho, en ese sentido también le liberaba la casa a ella para que estuviera sola dos o tres días y viceversa”

Y agregó: “No era necesario pero tampoco es la idea seguir mucho tiempo más así. Cuando se pueda, se venderá la casa y cada uno hará su historia. No hay demora pero tampoco hay apuro. Estamos haciendo lo que se puede”

Por último, destacó que lo más duro de la separación fue hablar con sus hijos sobre el tema: “Lo más difícil fue primero aceptar que nos íbamos a separar y después, en el corto plazo hablar con ellos, sí. Esa charla fue muy difícil, necesaria y fue lo que fue. Hubo que darles sus tiempos y si los tuvimos que contener con algún psicólogo, han ido y todo bien. No tienen 6 u 8 años sino 14 y 17, así que se les contó todo, se lo explicamos y ellos tienen que crecer, hacer sus herramientas, su historia y volar”.