jueves 24 de septiembre de 2020

El costo de las cenas o los almuerzos van de $5.000 a $10.000 por personas.
Da La Nota

Fiestas clandestinas y encuentros en bares: famosos y políticos fueron acusados de romper la cuarentena

Una investigación reveló que figuras de la farándula y personas de alto nivel adquisitivo se reúnen en restaurantes de la Ciudad de Buenos Aires.

El costo de las cenas o los almuerzos van de $5.000 a $10.000 por personas.

Cuando gran parte de la sociedad argentina lleva casi 150 días en aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus, principalmente en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, existen algunos “afortunados” que han podido saltarse las disposiciones del Gobierno y han retomado su vida social, como si nada pasara. Se trata de figuras de la farándula, políticos y millonarios de nuestro país que fueron acusados de romper la cuarentena en fiestas y reuniones clandestinas.

Pese a que los locales gastronómicos de Capital Federal están cerrados o funcionando con la modalidad ‘take away’, una investigación periodística denunció que hay espacios que están funcionando de manera ilegal, permitiendo aglomeraciones de gente y hasta propiciando algunos contagios.

“Los primeros en violar las reglas fueron algunos bares porteños; tímidamente y a puertas cerradas, empezaron a correr el dato entre sus clientes más fieles. Como no pasó nada, no hubo controles, no hubo clausuras, eso sirvió para alentar aperturas de restaurantes de primer nivel. La idea fue abrir las puertas, pero despistar en redes”, reveló la periodista Graciela Moreno en el diario BAE. “Las principales aperturas clandestinas son de lugares que tienen algunos de los cubiertos más caros de Buenos Aires y sus propietarios son reconocidos chefs”, agregó.

La publicación revela que asistir a estos establecimientos no es un lujo que puede darse cualquiera, ya que cenar o almorzar en los restaurantes clandestinos de alta cocina durante esta cuarentena cuesta entre 5.000 y 10.000 pesos por persona, que, obviamente debe ser todo en efectivo.

El tema también fue tratado por Jorge Rial en “Intrusos”, quien contó que recibió una propuesta para ir a uno de estos lugares prohibidos. “Me llegó sin querer una invitación clandestina, empecé a tirar de alguna cuerda...”, contó.

Conforme a lo que pudo saber el periodista, estos locales se encuentran en diferentes zonas de la Ciudad de Buenos Aires, aunque no dio sus nombres. Todos estos locales permanecen con las persianas bajas, aunque por dentro están funcionando.

La modalidad de estos restaurantes parece sacada del guión de una ficción: como una especie de clubes secretos, funcionan sólo a partir de exclusivas invitaciones para gente allegada y con pacto tácito de silencio. La lista de invitados incluye a políticos, personalidades de diferentes ámbitos y figuras de la farándula, siempre y cuando puedan pagar el costo de la comida.

“Algunos ricos y famosos, poderosos, se contagiaron de coronavirus en esas fiestas privadas. Después es fácil decir es una empleada, la mucama. Y aclaro que no hablo de Nicole (Neumann)”, aclaró Jorge. Y especificó que en estos eventos “hay más políticos que farándula”.

“Lo que tengo entendido es que se hace en algunos restaurantes, de los cuales tengo algunos nombres, los chefs de verdad son importantes, uno tiene cercanía con el poder. Y después también se hacen fiestas en casas particulares. Yo he conocido de una fiesta en Barrio Parque que de ahí salió un político infectado. Que después dijeron que había sido en una recorrida”, cerró enigmático.