jueves 24 de septiembre de 2020

El actor si bien no cree en Dios comentó el especial momento que vivió junto al sacerdote
Da La Nota

Fede Bal y su experiencia espiritual con el Padre Ignacio

El actor se refirió a la visita al padre sanador en pleno tratamiento contra el cáncer de intestino y todo lo que le movilizó el encuentro.

El actor si bien no cree en Dios comentó el especial momento que vivió junto al sacerdote

Luego de transitar un duro tratamiento para vencer al cáncer, Federico Bal dialogó con Gerardo Rozín en “Morfi” (Telefé) y contó el particular momento que experimentó al visitar al Padre Ignacio, el cura sanador en Rosario.

A pocas semanas de haber contado que no se detectaba el tumor maligno, luego de un duro tratamiento de rayos y quimio, Fede se refirió a su sensaciones al visitar al sacerdote apenas se enteró de su enfermedad.

“La gente dice ´ganó una batalla, esto es un milagro´, pero yo no me sané por eso. Yo me sané porque fui el mejor paciente. Puse mi cuerpo fui todos los días a hacer eso que me dijo un doctor. Durante 6 semanas me hice todos los estudios, intenté cambiar mi cabeza, me intenté visualizar sano, intenté mejorar mi alimentación, refugiarme en cosas que hicieran bien a mi corazón, al alma, a la naturaleza”, confesó Fede a Rozín.

Luego comentó: “Es un tratamiento que me cambió la cabeza de verdad”, explicó y agregó: “Es una enseñanza muy grande, y si puedo tener esta poquita popularidad y este lugar que ustedes me dan para hablar, les puedo dar un buen mensaje, claramente hay una luz al final del camino”.

También, aclaró: “Esto no es una batalla ganada, esto no es un milagro porque entonces los que no se curan, qué es una batalla perdida, no. Esto es algo que yo me ocupé de sanarme y los médicos me ayudaron al cien por ciento”.

Luego el conductor de Telefé le preguntó si creía en Dios a lo que el joven dijo: “No creo en el dios de la estampita, creo en algo mayor que nos trajo a este mundo por alguna razón, creo en mí y en la fuerza y el poder de verte sano. Pero eso no quiere decir no que no crea en algo o que antes de dormir no le pida a alguien superior”.

Y agregó: “Lo que sí siento es que es importante en estos casos tener fe, pero creer sobre todo en algo. No importa la religión, judíos, cristianos, es más una cuestión de fe. Yo creo en este país, creo en los cambios, creo en que después de todo esto los artistas nos vamos a poder subir a un escenario, creo en que todo esto va a ser un gran aprendizaje para todos. Yo creo en un montón de cosas, de hecho, sin ser cristiano fui a visitar al Padre Ignacio a Rosario y tuve un experiencia que es un capítulo hermoso en mi vida porque no sé bien por qué fui. Viste cuando uno abre las puertas y dice ´bueno voy, porque no voy a ir´”.

Luego el actor se refirió al encuentro con el sacerdote y agregó: “Es un gran hombre, me habló al oído, me dijo cosas súper fuertes que no quiero compartir porque me parece más privado. Viste cuando alguien te lee, no es tarot ni cartas, cuando él me abrazó y me dijo algo al oído yo me largué a llorar”.

Finalmente Fede concluyó diciendo: “No tengo que ser cristiano para recibir su ayuda. Es un distinto y estoy agradecido de todo lo que me dijo y lo que viví”.