jueves 26 de noviembre de 2020

Evangelina posó muy diosa desde Múnich, luego de más de un mes en Marbella.
Da La Nota

Evangelina Anderson dejó Marbella y se instaló en Alemania con una diminuta bikini

La modelo cambió de ciudad junto a su familia, pero no abandonó sus looks de playa en medio del verano europeo.

Evangelina posó muy diosa desde Múnich, luego de más de un mes en Marbella.

De Marbella a Múnich sin escalas fue el viaje de Evangelina Anderson y sus hijos en los últimos días. Y aunque cambió la playa por la ciudad, la modelo no abandonó sus bikinis y sus ganas de disfrutar el verano europeo.

Después de pasar más de un mes en la costa de España, donde estuvo viviendo varios años cuando su esposo jugaba para el Málaga, Eva volvió a su casa en Alemania junto a Bastian, Lola y Emma, donde los esperaba Martín Demichelis, quien ya había regresado hace algunas semanas por sus obligaciones laborales.

Pero lejos de quedarse encerrada en casa, la rubia siguió con las actividades de vacaciones y en los últimas horas se la vio navegando en la ciudad bávara y posando muy sensual en una sensual bikini.

La primera de las publicaciones que la rubia hizo en su cuenta de Instagram es una selfie de ella desde una embarcación, que deja ver de fondo un lago y un frondoso arbolado a sus espaldas.

“Alemania en verano te amo... Y en invierno también”, escribió como pie de foto del posteo en el que estaba usando un vestido rojo y unos lentes que cubrían gran parte de su rostro. La foto consiguió alrededor de 50 mil ‘me gusta’ en menos de 24 horas.

En una segunda imagen, Anderson se sacó el vestido que estaba usando y quedó solo en una diminuta bikini en color rosa que destacaba su escultural figura. Con el sol de frente, la modelo seguía utilizando los lentes.

“Si, me estaba quemando las rodillas y mi cara lo dice todo”, añadió, dando cuenta de que el calor se sentía en el asiento donde se apoyó para hacer la mini producción que superó los 71 mil ‘me gusta’.

Antes de dejar Marbella, Evangelina sufrió un gran susto cuando su hija Lola de 7 años sufrió un accidente en su clase de equitación, cuando su caballo la golpeó y le provocó una caída por la que tuvo que ser atendida en una ambulancia.