miércoles 21 de octubre de 2020

Los problemas persiguen a la diva recién llegada a Punta del Este
Da La Nota

Escándalo en Punta del Este tras las declaraciones de la ex empleada de Susana Giménez

Tomasa fue despedida supuestamente por el mal carácter del hermano de la diva de los teléfonos que se quejó porque no le consultaron qué quería comer.

Los problemas persiguen a la diva recién llegada a Punta del Este

Desde que Susana Giménez dejó Argentina para radicarse en Punta del Este, los problemas se sucedieron uno tras otro y luego de su intervención quirúrgica en Buenos Aires, por la caída de la escalera a causa de sus perros, la conductora pensó que todo estaría mejor.

Llegada por segunda vez a “La Mary”, la rubia se enteró que no tenía servicio doméstico e intentó poner lo mejor de ella en la cocina y no lo logró.

Este martes en “Intrusos” (América) Rodrigo Lussich dio a conocer el testimonio de Tomasa, una empleada que está analizando iniciarle acciones legales contra Patricio Giménez quien la habría echado después de que ella no pudiera trabajar por un problema en unos de sus pies. Además también se supo que el cantante maltrató a la mujer en una oportunidad.

Una persona conocida de Tomasa le acercó a Lussich una carta de la mujer explicando la situación: “El viernes 4 de septiembre, sobre el mediodía me encaró muy soberbio a ver que me pasaba que no había retirado la ropa del dormitorio para lavar; a lo que le contesté que no lo había visto; y siguió con otros temas muy sacado y que Susana le había dicho que tenía que atenderlo igual que a ella”, dijo Tomasa en un fragmento el texto.

Luego agregó: “Y muy molesto porque yo no le había preguntado que quería comer igual que como lo hago con Susana, le contesto que la señora era la dueña de la casa y la que me paga el sueldo. Me contestó que Susana le había dicho que no le iba a pagar a una empleada enferma si no podía trabajar (no creo que la señora le haya dicho eso) y me dijo que me fuera ahora mismo”, continuó la mujer.

Finalmente dijo: “Fue lo que hice. Hice informe a administración y me retiré. Hacía diez años que trabajaba con la señora Susana y me siento muy mal por lo sucedido, pero en Uruguay los empleados domésticos tenemos nuestros deberes, pero también tenemos nuestros derechos, entre ellos no dejarnos basurear”, completó.

¿Contestará la diva de los teléfonos?