domingo 24 de enero de 2021

El Turco García se puso el delantal gris y tuvo un cruce con Betular.
Da La Nota

El Turco García y el Mono Kapanga fallaron al presentar choripanes crudos en MasterChef Celebrity

Frente a la preparación de uno de los platos populares más tradicionales de Argentina, ambos cayeron en el error garrafal de cocción. Ni la dirección de Germán Sitz pudo salvarlos.

El Turco García se puso el delantal gris y tuvo un cruce con Betular.

Con una intensa semana de repechaje la semana pasada, Martín el Mono Fabio, de Kapanga, volvía triunfador al set de MasterChef Celebrity para aprovechar la segunda oportunidad que se le había otorgado junto a Rocío Marengo. Pero ni un programa le duró la racha, porque tanto él como el Turco García terminaron cometiendo un error básico en un plato nacional que cualquier argentino ha comido.

La gala del lunes comenzaba con la presentación de Germán Sitz, del restaurante El Chori, que ayudaría a todos los participantes con una masterclass sobre cómo preparar chorizos desde cero. El plato, obviamente, eran los famosos choripanes, que siempre marcan presente en las mesas argentinas. Los concursantes debían preparar dos tipos de chorizos, con guarnición incluida, además de elegir y picar las diferentes carnes que iban a combinar, seguido por el entripado y atado.

Llegada la hora de la evaluación, dos de los preferidos del público terminaron con el delantal gris encima. Primero le tocó al Turco, que cometió el error de pensar que eran dos platos en vez de uno, y al final presentó el chorizo en el que había mezclado carne de vaca con cordero, acompañado por unas papas y huevo frito. Pero cuando Germán Martitegui cortó el choripán, el error relució sólo. “Está dudoso, sí. Está crudo”, coincidió Damián Betular ante la mirada de su colega.

“No lo comas si está crudo, que querés que te diga”, dijo con los ojos bien abiertos el Turco. “La verdad que lo único que saco de bueno es que pude hacer un chorizo. Nunca me lo iba a imaginar”. Sin excusarse dijo: “No voy a llorar que me jugó en contra el tiempo”. Martitegui le reclamó su atención en las consignas: “Si desperdiciás tu tiempo haciendo dos platos cuando te decimos diez veces que tenés que hacer uno, estás a media máquina en los dos platos”.

Cuando le llegó el turno al Mono, presentó un “chori simple” con papa y huevo. “Parecen diferentes... ¿son de la misma carne?”, dijo Betular al descubrir al cantante en su trampilla, que tuvo que reconocer ahí en el momento.

“Contame de qué es este chorizo”, comenzó preguntando el jurado. “Carne de res...”, le dijo al principio el Mono, pero enseguida Betular lo interrumpió: “Cruda”. Sin dar más a réplica, el músico dijo: “Ante lo crudo, no más preguntas señor juez, no se puede comer”, reconoció el participante. “Quiero subrayar que tuviste para volver a entrar una semana muy linda, con lindos platos”, dijo entre medio a forma de salvaje Donato De Santis. “Te das cuenta que ahora esto cambió, estamos en un nivel un poquito más avanzado”, en forma de consuelo, pero retando al concursante a que debía esforzarse más.

Ya sabiendo cual era el final de su noche, Betular apuntó con una picante frase: “Hay algo que el plato de ustedes dos los une. El chorizo crudo y el delantal gris”. “Está chistoso Damián”, dijo el futbolista algo molesto, mientras el Mono se tomó el dicho como lo que era, un chiste. “¡Qué poco me duró el delantal blanco!”.