miércoles 27 de enero de 2021

Da La Nota

El papelón de Lizy Tagliani con la política: confundió a Julio Cobos con un actor

La conductora de Telefé contó en PH la desopilante anécdota vinculada al senador nacional mendocino, de la UCR.

Anoche volvió a la pantalla de Telefe PH: Podemos Hablar, después de que su conductor, Andy Kusnetzoff, diera positivo de coronavirus. Tras dos meses, el Kusnetzoff, se vino con todo. Y entre sus invitados, quien distendió el clima de sensibilidad fue Lizy Tagliani.

Andy, después de un emotivo mensaje de agradacimiento y de expresar lo feliz que le hizo volver después de su cuarentena por haber estado contagiado de covid-19, dio paso a presentar a sus invitados: Carolina “Pampita” Ardohain, Federico Bal, Karina Jelinek y Lizy Tagliani.

Justamente, fue la conductora de “El precio Justo” dio la nota en el programa. La comediante, además de recordar momentos duros de su vida con a su madre y su recientemente fallecida amiga, La Floppy, también protagonizó momentos divertidos. La actriz y conductora contó una desopilante anécdota vinculada al senador nacional por la UCR, Julio Cobos.

Tagliani recordó cuando en una ocasión hizo un viaje y se cruzó al político: “Cuando recién me hice famosa, me mandaron a Mendoza. Me subí al avión, me habían sacado primera clase, y me siento al lado de un señor”, contó Lizy.

“Cuando partimos, me dice: ‘Te quiero decir que me encantás, tenés una historia de vida que súper admiro, me gusta cómo lo contás y lo vivís’. ‘Bueno, muchas gracias’ le digo yo”, prosiguió la comediante. Tras el halago del senador mendocino, y ex vicepresidente, Lizy le respondió con un comentario que rozó el papelón.

“Algo le tenía que decir, y le veía cara conocida. Entonces lo miro y le digo: ‘Usted a mí también, me encanta cómo actúa. Me veo todas las películas”, contó Lizy, entre risas.

Llegamos a Mendoza, y ahí me dice: “Lizy, yo no soy actor, yo fui el vicepresidente del voto no positivo’. No lo podía creer, yo quería quedar bien porque me había dicho algo re lindo”, concluyó la conductora con esa fresca humildad que además sirvió para aflojar al resto de los invitados.