sábado 6 de marzo de 2021

Un usuario de Tinder se hizo pasar por Marley y usó una foto de Mirko.
Da La Nota

El extraño caso del francés que se hizo pasar por Marley para conseguir mujeres en una app

El episodio ocurrió meses atrás en París en una de las plataformas de citas más conocidas. No saben quién estuvo detrás del hecho.

Un usuario de Tinder se hizo pasar por Marley y usó una foto de Mirko.

Marley es una figura híper conocida en el mundo del espectáculo en Argentina y en parte de Latinoamérica. A través de distintos ciclos se ha mantenido renovado y siempre vigente, sumado a su protagonismo abrumador en Instagram al que se le suma el de su hijo Mirko, que no para de sumar seguidores.

Un usuario de Tinder se hizo pasar por Marley y usó una foto de Mirko.

Sin embargo, el conductor es un ser humano como cualquier otro en países distantes, como lo son los europeos. Sin embargo, su ascendencia alemana –su papá, llamado Jack Weber, escapó de la Alemania nazi y emigró a la Argentina- lo hace ver como un extranjero fácil de mimetizarse en otras latitudes.

Es por eso que hace un tiempo atrás el artista contó a través de sus redes sociales que una persona había robado su identidad y -con algunos retoques- había creado un perfil falso en una app para citas con su foto y la de su hijo.

El extraño caso de suplantación de identidad fue descubierto en la aplicación Tinder en París y el mediático lo dio a conocer a finales de 2019, aunque nunca se supo quién estuvo detrás del perfil apócrifo. Marley recibió la información y comprobó finalmente que un individuo había empleado una foto de él y otra de él con Mirko para conseguir pareja.

Un usuario de Tinder se hizo pasar por Marley y usó una foto de Mirko.

El sospechoso se hacía llamar Phillipe y decía tener 50 años, además se presentaba como padre y comerciante de la capital francesa: “Hola, soy nuevo en el sitio para encontrarme una mujer amable y dulce que siempre estará ahí para mí. Gracias”.

Marley se lo tomó con mucha gracia y junto a las capturas del perfil falso agregó unas palabras: “Aparecí en Tinder de París donde parece soy un comerciante y también soy padre! Lo peor de todo es que me agregaron años! Jaja”.

Pero más allá del chiste, la anécdota también revela el riesgo de compartir en redes fotos con menores de edad. En este caso el sospechoso usó la foto de Mirko con fines poco claros, lo que puede pasarle a cualquier persona.