martes 27 de octubre de 2020

El actor habló con Intrusos
Da La Nota

Diego Ramos confesó que por culpa de Cachete Sierra perdió cien mil pesos

El actor dijo que el participante del Cantando le hizo trampa en un programa de juegos.

El actor habló con Intrusos

Compañeros de la obra “Sex Virtual Viví Tu Experiencia”, Diego Ramos Y Cachete Sierra tienen un gran problema entre ellos. Según se supo el tema es de índole económica y fue uno de los protagonistas de la discusión quien se animó a contar el porqué de la disputa.

Entrevistado virtualmente por “Intrusos” (América) Diego Ramos comentó que su colega le dio la respuesta a otro concursante, cuando participaron del programa Mamushka (El Trece), lo que generó su enojo.

Diego comentó: “A muerte no me peleé, me enojé. Me enojé bastante, sí, por supuesto. Porque no me gusta la mula, no me gusta la trampa. Fuimos a un programa de televisión, contestás cosas, yo tenía una cierta cantidad de preguntas respondidas. Digo, esperas una hora y media para grabar, estás grabando dos horas, por más que me divertí y la pasé genial, estábamos jugando…”, comenzó el el galán.

Luego agregó: “Más allá de que estaba la posibilidad de ganar plata o no, a mí no me gusta la trampa ni jugando a la canasta por porotos, aquí en mi casa. Si la participante que venía detrás de mi contestaba una pregunta más, empatábamos y, por una cuestión de segundos, ganaba ella”, relató sobre el juego en el que participó.

“Entonces, yo lo veo a este desquiciado de Cachete, con la voz que tiene, que le soplaba. Y yo le decía ´Cachete, Chachete, Cachete…´. Y le sopló y ganó la señora. Nadie se dio cuenta. Cachete es un tramposo. Ahora estamos hermanados porque también perdió a su padre, pobrecito, en el medio de la pandemia”, comentó Diego.

“Cachete es adorable pero es un Isidorito. Podría haber hecho roncha en ese programa, si ganaba. Yo me acuerdo que había elegido a una muñeca Mamushka y después, cuando se abrió, tenía 100.000 pesos. Encima, fue genial porque te dan un repechaje donde tenés que meter en una canastita como un tejo, yo la metí de una y con una cancha. No solo puse los años de bowlling que tengo en esta muñeca, sino la bronca que tenía”.

“Ni bien fue al corte voy y Cachete empezó ´perdóname, perdóname, perdóname´. Le dije ´vos estás loco, sos boludo´. Ahí si me salió, lo reconozco, el tío antiguo, viejo y choto”, finalizó Ramos.