miércoles 2 de diciembre de 2020

La actriz lanzó una pregunta sobre la felicidad
Da La Nota

Calu Rivero desde su cama sorprendió a sus seguidores con una pregunta directa

Instalada en un santuario animal, la actriz sigue compartiendo su nueva vida junto a su novio y a la naturaleza.

La actriz lanzó una pregunta sobre la felicidad

Desde hace algunos años Calu Rivero sorprendió a sus fanáticos al usar un nombre nuevo, “Dignity” y a dejar de lados las cosas efímeras y superficiales y vivir una vida más simple.

Instalada en Estados Unidos la actriz catamarqueña conoció a su novio ruso y ambos se mudaron al santuario de preservación animal Tamerlaine desde donde compartieron videos y fotos de su nueva forma de vida.

Hace algunas semanas, la joven y una amiga se bañaron sin ropa en el mar y disfrutaron de una tarde de sol sin problemas ni prejuicios: “Mujeres, no dejen que nadie les diga cómo deben verse, les diga cómo ser, esta es nuestra auténtica feminidad. Cuerpos femeninos por artistas femeninas. Dejen de censurar nuestros cuerpos e ideas...”, escribió la actriz junto a las fotos compartidas.

Esta semana Calu volvió a compartir una profunda reflexión y, en esta oportunidad la actriz consultó directamente a sus seguidores: “Que es lo más alucinante que podes hacer? Yo puedo ser (o al menos lo intento) ser honesta conmigo misma, puedo amar incondicionalmente, puedo bailar muy ridículamente, puedo sentir empatía y compasión, puedo reír con tan solo verte reír, vos?”.

La actriz preguntó a sus seguidores

La foto que acompañó la pregunta mostró a Calu tirada boca abajo en una cama con su pelo revuelto, aparentemente sin ropa y la mirada fija en algún punto desconocido.

Con la llegada de la pandemia por el coronavirus, Rivero reflexionó sobre lo que pasa en el mundo y, en una entrevista con Catalina Dlugui dijo: “Yo creo que la pandemia y el aislamiento, lo que hizo fue poner en manifiesto todo lo que realmente somos. Y en este país, puntualmente, puso todo tipo de desigualdades bajo la lupa. Me refiero no solo a las desigualdades individuales y lo particular de cada ser, sino a las desigualdades sociales, las colectivas. Pero lo que sucedió con este caso, puntualmente, fue que tomó visibilidad algo que sucede todo el tiempo, cotidianamente”, finalizó.