Ailén Bechara se confesó con sus seguidoras: en un vivo se arrepintió de tantas exigencias para un cuerpo “ideal”

La modelo hizo un mea culpa por haber “tapado” su panza y habló de amor propio.

Muchos famosos comparten su día a día durante la cuarentena. Además, aprovechan las redes sociales y el aislamiento para compartir sus pensamientos y reflexiones.

Con ánimos de invertir el tiempo virtual en algo positivo, Ailén Bechara sorprendió a todos con su saludable descargo. Según publica el portal de noticias TN, mostró una serie de fotos de su cuerpo desde distintos ángulos, con distintas mudas de ropa.

View this post on Instagram

🍰 SÚPER BIZCOCHUELO Miren lo que es esta torta 😋 Se me hace agua la boca. Y saben qué? Es una receta que ya les compartí. 👇🏼 Ingredientes: - 3 huevos - 20 cucharadas de harina leudante - 20 de azúcar - 20 de aceite - 20 de leche - Esencia de vainilla Batir los huevos. Agregar la leche. Ponerle las cucharadas de aceite. Luego el azúcar. Una vez que esta todo unido ir agregando la harina de a poco para que no se formen grumos. Batir unos minutos y después poner la esencia de vainilla para darle el toque final. Horno 180. 🌈 Lo que yo hice con esta preparación, es que en vez de hacerla de vainilla, la hice de chocolate agregándole cacao. También le puse nueces y quedó increíble. Arriba decore con dulce de leche, crema, moras y chocolate negro. 🤤 Gracias @pauch_petrini 🌪

A post shared by AILÉN Ъechara (@ailen_bechara) on

La artista hizo reparo en una foto en particular, donde un conjunto de ropa deportiva deja su panza al descubierto. Así fue que acompañó a la imagen con un título: “No todo es lo que parece”. Bechara usó esa frase como disparador para hablar sobre las inseguridades que producen en las mujeres, sobre todo en las jovencitas, los modelos y estereotipos de cuerpos “irreales”.

En este marco hizo mea culpa de haber querido “tapar” su panza, porque nunca le gustó cómo se veía. De allí que se sintió responsable al ser una figura pública de replicar el modelo que tanto la perjudicó. “Quería el cuerpo que me mostraban las revistas o blogs. Jamás la tuve chata, cosa que me produjo miles de trastornos y problemas”, se sinceró con sus seguidores.

View this post on Instagram

Porrrr favor que este día gris no te apague!!!! Yo se que es una fiaca! Pero empeza cambiándote con algo cómodo, después pones una música bien arriba 🎼 (acordate que lo cambia todo) y después empeza a moverte!! LO QUE SEA QUE HAGAS cambiará tu energía y tus ganas. Hacelo por vosssss dale dale que dale!!!! 💪🏼 Te lo digo yo que, seguramente igual que vos, ni paro de picotear en todo el día, que pensé mil veces en no entrenar y finalmente lo hice y ahora me siento de maravillas. 🤩 Mientras todos se entretienen con algo, date tu momento a vos. Todo puede esperar. Priorizate estar y sentirte bien vos. mímate. 🏋🏼‍♀️ 🤸🏼‍♂️ 🧘🏼‍♀️ Gracias @roberto_chamia x las rutinas

A post shared by AILÉN Ъechara (@ailen_bechara) on

Siguiendo con su reflexión lamentó haber exigido su cuerpo y haberse limitado para conseguir “el cuerpo deseado”. “Pase por miles de dietas de moda, gimnasios, médicos y cirugías. Una locura”, admitió.

Inclusive, confesó que durante un verano no se quiso sacar la remera en la plata porque la acomplejaba su vientre. Harta de “cuidarse” tanto, lanzó un consejo para todas sus amigas de Instagram: “Soy real, soy humana. ¡Amo comer! Mi cuerpo es este, lo acepto y lo amo. Dejen de compararse, de juzgarse. Todas o la gran mayoría tenemos panza, celulitis, rollos, hinchazón... ¡Ámense!”, exclamó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA