lunes 21 de septiembre de 2020

Cuando el amor por el deporte no muestra el paso del tiempo: una década con Vinosaurios
+ Deportes

Cuando el amor por el deporte no muestra el paso del tiempo: una década con Vinosaurios

Los veteranos de Mendoza llevan diez años reunidos en formaciones que les permite despuntar el vicio. Son 50 los integrantes del equipo.i

Cuando el amor por el deporte no muestra el paso del tiempo: una década con Vinosaurios

Los Vinosaurios es la denominación que tiene el elenco de jugadores locales de la categoría Masters y que, desde hace diez años, son parte del hockey vernáculo. En este grupo intervienen grandes valores que ha tenido este deporte a nivel local. Pero para conocer pormenores del equipo, Más Deportes dialogó con Edgardo Bernal, Héctor Franco, Sergio Battistella, Pablo Morales y Juan Marinzulich, integrantes de un plantel que pretende seguir haciendo historia.

La aventura arrancó en 2010, con la visita a Mendoza de un equipo de Alemania. Entonces la idea se sembró y pronto germinó el proyecto que se trasladó a la Asociación Mendocina de Hockey para la conformación de un plantel de ex jugadores, que no solamente representa a Mendoza en diferentes competencias, sino también, que es el encargado de ser anfitriones cuando conjuntos de otros lugares llegan para afrontar amistosos. "El equipo se hizo terminado un tercer tiempo. Nos dimos cuenta que teníamos ganas de jugar y de que un equipo como el nuestro nos iba a permitir reencontrarnos con gente con la que compartimos cosas en el pasado", dice Battistella, quien hace las veces de RR.PP de Los Vinosaurios.

Y como todo en la vida, la idea creció. "Casi ninguno estaba en actividad y decidimos hacer gestiones en la Asociación para conseguir un recinto donde podíamos entrenar, y desde ahí no paramos. Hemos jugado 'picaditos' de cuatro contra cuatro, y hasta tuvimos deportistas en seleccionados argentinos de Masters", prosiguió Sergio.

El logo de cada uno de los representativos de Vinosaurios.

Los Vinosaurios tienen particularidades. Por ejemplo, el jugador más grande es Héctor 'Tati' Franco, de 67 años y el más chico, Pablo Miralles de 30, pero eso no quiere decir nada. Del equipo participa el que tiene ganas. En líneas generales los hockistas son de categoría +35 en adelante, pero a veces juegan hijos de los integrantes del plantel. Otro dato: en la actualidad el conjunto está conformado por 50 miembros, quienes se autodenominan 'Vinosaurios' y los cuales en su mayoría son de Mendoza, aunque también hay jugadores de Tucumán, Salta, Neuquén, Chubut, Corrientes y Rosario.

Los muchachos tratan de entrenarse al menos, una vez por semana, y también buscan estar en los certámenes que pueden, ya sea en la modalidad de cancha de once o en seven. "El primer torneo del que participamos fue en un seven que se realizó en el Club Manquehue (Chile), en diciembre del 2011. Al año siguiente salimos campeones en el Master de Rosario y en ese mismo mes nos consagramos en el Seven de Santiago", dijo Battistella.

En territorio argentino. Desde hace 4 años la Asociación Argentina Master y Gran Master, empezó a organizar un Panamericano en Buenos Aires, que se juega en diciembre. "En 2017 y 2018 fuimos terceros en la categoría +40, y en 2018 nos consagramos campeones americanos de +50. También participó un equipo Master de Damas de Mendoza en la categoría +40", explicó Edgardo Bernal, otro de los fundadores.

Seleccionados nacionales. Existen también en la categoría y, por ejemplo, en el 2018 se disputó el Mundial Master en Barcelona en el que participaron varios Vinosaurios. En +60 'Tati' Franco, en +45 Sergio Battistella y en +40 Adrián Matesanz, Martín García y Bernardo Encrenaz.

Suspensiones. Este año por la pandemia del coronavirus se han suspendido el Mundial de Japón para Masters y Gran Masters, en el que estaba seleccionado ‘Tati’ Franco. El Mundial +35 y +40 en Nottingham (Inglaterra) al que iban a ir Javier Distante, Pablo Lúquez, Aldo Zanni, Martín García y Bernardo Encrenaz. Mientras que entre los +45 +50 y +55 para Ciudad del Cabo (Sudáfrica), estaban seleccionados Adrián Matesanz y Battistella, quien respondió:

-¿Cuál es la filosofía deportiva que tienen?

-Hacer que el hockey vuelva a ser una parte importante de nuestras vidas, aunque todos tenemos obligaciones laborales y familiares. Hoy, por ejemplo, participar de un torneo local significa no almorzar un domingo en familia. El tener un espacio para jugar al hockey ‘cuando se pueda’, fue lo que movilizó a muchos para sumarnos. No importa si participa una vez al año o todos los días, cualquiera que quiera jugar un rato y pasar un momento divertido, es siempre bienvenido.

Cabe decir que para mantener un estado físico acorde, varios jugadores siguen federados, otros hacen actividades propias y el resto se entrena una vez por semana.

Uno de los equipos de veteranos de nuestra provincia que reciben en nombre de Vinosaurios.

-¿Cómo es la vida hockística de un veterano?

-Desde el 2010 tenemos una vida hockística diferente. Antes de esa fecha dejabas de jugar en Primera y la mayoría abandonaba el deporte. Hoy, las Intermedias alargan la vida hockey del jugador y los veteranos son el túnel que llevan a la luz. Mientras el cuerpo aguante, se puede jugar mucho tiempo. Por ejemplo, el Seleccionado Argentino Gran Master tiene jugadores de más de 75 años en plena actividad.

Por otro lado, Battistella, agregó: "La Asociación Mendocina dispuso horarios especiales para poder entrenarnos y jugar en los dos estadios principales (Ciudad de Godoy Cruz, en parque San Vicente, y Mendocino de Hockey, en el Malvinas Argentinas). Durante estos años siempre tratamos de usar las canchas de agua ya que son más benévolas con el físico, más que las mantenidas con canchas de arena". 

Hasta el 2018 siempre fue una categoría +40, donde los jugadores se mezclaban para jugaban, como en el Campeonato Americano Master (Bs. As.), donde en diciembre de ese año Los Vinosaurios se presentaron con 2 categorías (+40 tercer puesto y +50 campeones). "Para este 2020 tenemos pensado categorías +35, +45 y +55 (mixto). Vimos que separando por edades, los partidos son más parejos y los jugadores se divierten más. El nivel competitivo es superior. Y la idea es, en la categoría +55, hacer entrenamientos mixtos y agregar categorías femeninas", indicó, Pablo Morales, otro de los veteranos.

-Sergio, antes de Vinosaurios, ¿hubo otro antecedente de crear un equipo de ex jugadores?

-Se daba de manera eventual, ante la llegada de algún equipo extranjero, y ahí se formaba un equipo. En Europa nunca se deja de jugar al hockey, hay torneos en cada país y europeos año por medio, más los mundiales.

-Pablo, ¿cómo logran sincronizar los caracteres personales en pos de un objetivo común?

-El objetivo individual es pasar un buen momento haciendo los que amamos. Y por la edad que tenemos, hace fácil coincidir en una idea común. De más está decir que hacemos más entrenamientos gastronómicos que de hockey durante el año (se ríe).

Sobre sus sueños como grupo, los 'vinosáuricos', agregaron: "Jugar hockey por siempre y, en ese transcurso, recuperar a una cantidad enorme de jugadores que no están en actividad. No tenemos sede por el momento y no está dentro de los planes tener una. Es algo que si bien sería muy lindo, generaría mucho compromiso y obligaciones que no están hoy dentro de nuestra filosofía". 

-¿Qué significa ser parte de Los Vinosaurios?

-Mucho. Permite reencontrarse con gente querida, que fue rival, y con la que se compartió infinidad de partidos y equipos en las distintas selecciones provinciales. Con algunos no jugué por la diferencia de edad, pero ahora si podemos compartir grandes momentos. Es un grupo de gente muy lindo. El equipo, además, me permitió cumplir el sueño de vestir las camiseta argentina en un Campeonato del Mundo y anotar un gol. Gracias a los Vinosaurios voy a poder jugar al hockey mientras pueda (dice Battistella).

"En un momento, después de una operación que tuve, vino a visitarme un amigo de Banco Nación y me convenció para sumarme. Y me sirvió mucho, porque es un cable a tierra. Somos todos amigos y el grupo genera camaradería. Si bien alguna vez fuimos rivales en nuestros clubes, ahora el ambiente es diferente", sumó Juan Marinzulich.

Al final los integrantes de Los Vinosaurios agradecieron a la Asociación Mendocina de Hockey sobre Césped por cederles los estadios para que puedan realizar sus entrenamientos y eventos. "Queremos invitar a los ex jugadores, sin importar edades, para que se integren a este hermoso grupo", cuenta Morales.

Primeras experiencias

Los Vinosaurios son como una punta de lanza en el interior del país. "Al principio comenzamos con pequeñas experiencias por San Rafael, y nuestro primer viaje a más de 500 kilómetros de Mendoza, se hizo a Rosario", comentó Héctor Franco. "Con motivo de nuestra visita, se armó un equipo entre los cinco 'clubes' locales. De ahí en adelante se organizaron encuentros y, en la actualidad, es la única provincia que tiene un torneo solamente para jugadores veteranos. "Lo mismo ocurrió en Tucumán, San Juan y Corrientes. Buenos Aire es la excepción, que tiene un montón de equipos de ex jugadores que se juntan regularmente a jugar, pero no tienen una competencia durante la temporada", manifestó otro de los baluartes del equipo, Héctor 'Tati' Franco.

Acá están, estos son

Los integrantes de Los Vinosaurios, en la actualidad, son: Héctor Franco, Guillermo Serre, Beto Fornes, Juan Marinzulich, Edgardo Bernal, Maxi Casnati, Fernando Altomano, Marcelo Gómez, Washington Frías, Victor Carmona, Adrián Matesanz, Rogelio Matesanz, Roberto Rigoyoso, Pablo Salzano, Fernando Cance, Juan Heredia, Fernando Chaparro, Pablo López, Gabriel Villarroel, Mauricio Donati, Martín García, Iván Chaca, Iván Carmona, Gustavo Sánchez, Adrián Pouget, Mauricio Alvarez, Gustavo Vallone, Pablo Zeiro, Juan Catalioto, Héctor Perozo, Domingo López, Jorge Dabanch, Pablo Iranzo, Pablo Morales Fusco, Germán Chaparro, Bernardo Encrenaz, Claudio Tello, Leonardo Sánchez, Sergio Silva, Roberto Sánchez,Mariano Chaud, Pablo Juárroz, Fernando Molinelli, Ricardo Tarquini, Oscar Sáez y Diego Roger.

El origen del nombre

El encargado de ponernos al tanto, fue Edgardo Bernal, quien nos manifestó: "Queríamos un nombre que representara a la Provincia, a lo avanzada de nuestra edad, desde cuánto hace que jugamos al hockey, como así también representar de alguna manera a la bebida principal de nuestra provincia. Y encontramos el nombre justo, por lo que actualmente somos reconocidos en todo el país. El nombre lo ideó Alberto 'Beto' Fornes". También hay que señalar que tiene un logo que es un tiranosaurio rex y un stick de hockey, la marca fue diseñada por una de las esposas de los integrantes del equipo. "El nombre es porque somos todos grandecitos y porque nacimos en la tierra del vino", agregó Tati Franco.