domingo 20 de junio de2021

Policiales

Crimen del abogado: liberan a los dos hermanos sospechosos

El asesinato de Marcos Derpich (46) sigue siendo un misterio. Anoche, los peritos confirmaron que las huellas dactilares tomadas de la camioneta no coinciden con la de los jóvenes de 19 y 17 años.

  • miércoles, 14 de agosto de 2013

El asesinato del abogado Marcos Derpich (46), ocurrido el pasado viernes 9 de agosto, presentó, desde un principio, más dudas que certezas para los investigadores.

Derpich fue ultimado cuando intentaba regresar a su casa de Luján después de haberse reunido con unos amigos en un bar de la calle Arístides, de Ciudad. Y por el caso se detuvo a dos jóvenes hermanos y que hoy fueron liberados.

El letrado manejaba una camioneta Suzuki 4x4 y circulaba por la calle Las Tipas de Godoy Cruz, al llegar a la intersección de Gorriti recibió un disparo en la axila derecha, que le produjo la muerte.

La primera hipótesis, indicaba que el asesino debió efectuar el disparo desde adentro del rodado o desde afuera pero con la puerta o la ventanilla del acompañante abierta, ya que en la camioneta se encontró un casquillo de 9 mm y además, el vehículo no presentaba ningún orificio.

El móvil del asesinato no se ha podido conocer hasta el momento. Si bien todo indicaría que el abogado fue víctima de un intento de robo, esto no pudo ser confirmado por los invetigadores.

Dos testigos y dos detenidos

Dos automovilistas que presenciaron el homicidio coincidieron en señalar que el asesino se escapó por la calle Gorriti, hacia el barrio Parque Sur.

Por esto, la policía comenzó un operativo en esa zona y detuvo a dos hermanos de 17 y 19 años. Los hermanos pasaron a ser los únicos detenidos y los principales sospechosos. Sin embargo, esta tarde fueron liberados.

Resultados de las pericias y más misterio

Anoche se dieron a conocer los resultados de las pericias de las huellas dactilares que los peritos retiraron de la camioneta del abogado.

Para sorpresa de los investigadores, estos resultados sólo aportaron más interrogantes, ya que ninguna de las huellas coincidía con la de los hermanos detenidos, sólo aparecieron los rastros del mismo Derpich y los de un amigo que el abogado había llevado, minutos antes del hecho, a su casa.

Por eso los hermanos fueron liberados, aunque los investigadores esperan nuevas pistas que ayuden a esclarecer el asesinato.