martes 11 de agosto de 2020

Comunidades: los voluntarios brasileros que ayudan a vivir con alegría y tareas solidarias
Sociedad

Comunidades: los voluntarios brasileros que ayudan a vivir con alegría y tareas solidarias

El Concejo de residentes brasileños trabaja para sus compatriotas y también representa a Mendoza en el exterior. Cultura y camaradería.

Comunidades: los voluntarios brasileros que ayudan a vivir con alegría y tareas solidarias

Con sus alrededores de 3.000 miembros en Cuyo, la comunidad de residentes brasileños es una de las más activas de la región. Sus integrantes, con el liderazgo del carismático fotógrafo Dedé Vargas y el aval del Consulado de Brasil en Mendoza, se multiplican para realizar acciones en beneficio de sus pares y también tareas de inserción en la comunidad que los contiene.

Dedé, junto a su equipo estable de 8 compatriotas, da vida al Consejo de Representantes Brasileños en Mendoza, organismo que a su vez depende del Consejo de Representantes Brasileños en el Exterior (CRBE), una red de 50 entidades repartidas por el mundo con la misión de unir a los hermanos del norte. El CRBE está compuesto por voluntarios, pero depende directamente de Itamaraty -el Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño.

“Existimos desde 2010, cuando nos creó la Presidencia de Brasil -detalla Dedé-; trabajamos con políticas públicas por el bienestar de los brasileños en el exterior, en varios frentes o temáticas, como emprendedurismo, asociativismo, gestión social, cuestiones de género, cultura, gastronomía.”

Con orgullo, Dedé cuenta sobre las dos actividades más convocantes -y divertidas- que organiza cada año el Consejo: "El primer domingo de setiembre, en coincidencia con las Fiestas Patrias brasileñas, organizamos la Fiesta de la Confraternización Brasil-Mendoza; ya llevamos ocho Fiestas, y la última fue en la plaza Biritos de Godoy Cruz…

Fueron casi 2.000 personas, brasileños y mendocinos, y todos la pasamos muy bien; tenemos carpas con comidas típicas, danzas, música, cultura, y todo hecho a pulmón.

La asistencia es gratuita, sólo pedimos a cada visitante que traiga un kilo de alimentos no perecederos, para luego llevarlo a entidades que lo necesiten". La segunda actividad más atractiva es la típica feijoada, que cada mes de julio se realiza en la Bodega al 900, con alrededor de 500 concurrentes.

Allí, la estrella es la gastronomía, y constituye una cita de honor para la comunidad. Para calibrar la repercusión de de estas actividades, vale recordar que en 2018 visitaron Mendoza 220.000 brasileños, lo que posiciona a la provincia como la más elegida por nuestros vecinos después de Buenos Aires. Y que esa cantidad de turistas equivalió al total de visitantes europeos el año pasado.

Actividades

Fiesta de la Confraternización Brasil-Mendoza: desde 2010, residentes y mendocinos se unen en la celebración que coincide con las Fiestas Patrias de Brasil., en setiembre. Se vive la música, la danza y la gastronomía.  
 
La tradicional feijoada: en junio, la típica comida, para 500 comensales. La última fue en la Bodega al 900.


 
Acciones solidarias: en cada actividad se recaudan alimentos no perecederos para entidades necesitadas. También se ayuda a brasileños privados de la libertad. Y en trámites y asistencia médica.