Atención conductores: un grupo de expertos explicó cuál es la mejor posición para manejar

Imagen ilustrativa Cizmodo
Imagen ilustrativa Cizmodo

Estos ajustes mínimos son fundamentales para reaccionar mejor ante cualquier imprevisto y evitar molestias o lesiones.

Para muchas personas manejar significa una actividad muy estresante. Requiere que todos los sentidos estén en alerta pero al mismo tiempo se tiene que mantener la calma para no entrar en pánico.

Por estas razones, el conductor tiene que estar en un posición cómoda y que le permita maniobrar con fluidez. Según informó La Voz del Interior, los especialistas han armado una lista de tips para facilitar el manejo.

Estos ajustes mínimos son fundamentales para reaccionar mejor ante cualquier imprevisto y evitar molestias o lesiones. La posición de conducción es clave para la seguridad y para llegar con comodidad a todos los mandos. Y una correcta ergonomía al conducir evita males mayores a nivel físico.

Para ello, hay que utilizar las herramientas que vienen con el propio vehículo y que permiten alejar o acercar el asiento al volante y los pedales y, en algunos casos, las palancas que permiten regular la altura del mismo.

Tips para una mejor conducción

  • Brazos. Al tomar el volante, no deben quedar completamente estirados, sino más bien flexionados en un ángulo máximo de 45 grados. Permitir que los hombros siempre reposen sobre el respaldar. Las rodillas no deben rozar con el volante.
  • Manos. Se recomienda colocarlas en la posición diez y diez imaginando que el volante es un reloj. Las manos siempre deben de ir sobre el volante. No sujetar con fuerza el volante, para evitar fatiga muscular.
  • Piernas. No deben quedar totalmente rectas, para evitar lesiones en la pelvis y en la cadera. La distancia entre el asiento y el volante debe ser tal que los pies lleguen fácilmente a los frenos y pedales. Colocar los glúteos en el ángulo que forman el asiento y el respaldo. Pisar el embrague a fondo con el pie izquierdo y observar que la rodilla quede flexionada (no puede quedar la pierna completamente estirada). Esto es fundamental para no perder el tacto ni la sensibilidad con el pedal del embrague, ni la fuerza con el pedal del freno.
  • Cabeza. No debe estar inclinada hacia adelante. Es conveniente apoyar la cabeza en el asiento para evitar daños en las cervicales y el cuello. El apoyacabezas debe situar su punto medio a la altura de las orejas y nunca debe quedar la parte superior del mismo por debajo de la parte más alta de la cabeza. Será eficaz evitando el latigazo cervical cuando la parte posterior de la cabeza esté prácticamente rozando con él.
  • Cinturón. La correa superior debe ubicarse entre el pecho y la clavícula y no pasar por el cuello ni por debajo de éste.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA