Economía Sábado, 1 de junio de 2019 | Edición impresa

YPF subió 1,5% el precio de todos sus combustibles

El incremento comenzó a regir desde las cero de hoy en todo el país. Es la quinta vez en el año que se modifica el valor de los productos.

Por Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar

A las cero de hoy subió el precio del combustible. Las carteleras de las estaciones de servicio de YPF se actualizaron -en todo el país- con un valor que promedia el 1,5%.

Tras el nuevo incremento, en lo que va del 2019, la nafta súper (la más requerida) acumula un alza del 20,4%. 

La petrolera estatal, que administra el 75% del mercado minorista, en el mes de mayo aplicó ajustes del 3,9% para su línea de naftas y del 4,5% para el gasoil. Configurando así una oferta de $ 43,15 para la nafta súper y de $ 48,59 para la Infinia; mientras que el valor del gasoil -hasta anoche- era de $ 40,56 y de $ 45,48 para la versión Premium. 

 

Ahora habrá que esperar en los próximos días la reacción de las otras petroleras, que también evalúan una recomposición inmediata. Sin embargo el mes pasado, Axion que había anunciado un incremento del 7% en su línea de carburantes, tardó en reflejarlo en las cartelera de sus estaciones en Mendoza. Mientras que, con una banda de flotación en baja, algunas expendedores ofrecieron la nafta común en $ 42.99.

En las playas 

Hoy, en nuestra provincia, para poder llenar un tanque de combustible de 50 litros un mendocino deberá disponer de al menos $ 2.200 si carga en cualquier estación de servicio YPF en el Gran Mendoza. 

 

La nafta súper (de aplicarse una suba de 1,5%) tendrá un costo por unidad de $ 44 y para llegar a la señal de full se deberá abonar 1,5% más de lo que se requería anoche; es decir $ 2.200. En el caso de un vehículo diesel el valor de la carga por litro pasaría de los actuales $ 40,56 a $ 41.16 y para llenar un tanque serán necesarios $ 2.058.

Marco de referencia

Si bien los combustibles (en sus versiones comunes) superaron la barrera de los $ 40 con las subas de marzo, en el Gobierno buscan frenar la escalada inflacionaria.

Cambiando de estrategia, y volviendo al plan que desarrollaron durante 2018, YPF fue la primera empresa en aplicar la suba, para evitar que sus competidoras tuvieran incrementos mayores. En el sector minorista se aguardaba un aumento de hasta 3,5%.

Las petroleras afirman que el gasoil y las naftas sólo representan un 2,6% de la ponderación sobre el total del IPC.

 

La quinta suba del carburante en el año se da en el marco de una tendencia bajista en el precio del barril brent, que pasó de U$S 72,03 a comienzos de mayo a U$S 69,86 el viernes. El dólar cerró ayer a $ 45,89 contra los $ 45,45 a comienzos de mayo.

Anoche en ciudad de Buenos Aires, aplicando el aumento del 1.5%, el costo por litro de la nafta súper era de $ 42,64 (en Mendoza, este valor sería aproximadamente de $ 44), mientras que la Infinia valdrá $ 49,20, el Diesel 500 $ 40,24 y la Infinia Diesel $ 47,10. 
Axion, Raizen (Shell), Puma y Dapsa esperaban YPF moviera sus precios para ajustarlos para  continuar con una oferta competitiva. Con los últimos dos incrementos, algunas marcas debieron retrotraer en varios puntos sus ajustes para no perder participación en el mercado. 

Impuesto postergado

El martes pasado el Gobierno decidió postergar por un mes el ajuste del impuesto a las transferencias de los combustibles que aplicaría desde hoy, según consignaron fuentes de la Secretaría de Energía.

La medida implicaba un aumento en el precio de venta final de los carburantes. La decisión gubernamental se tomó “para evitar un impacto en la inflación”, medida que fue respaldada por un decreto presidencial con la suspensión del ajuste del gravamen a la transferencia de los combustibles hasta nuevo aviso.