Mundo Club House Martes, 19 de febrero de 2019

Volviendo a lo natural con el estilo raw

Descubrí todas las claves y los tips de este estilo que nace en las cocinas y se extiende a todos tus espacios.

Por Redacción CH

Un estilo que es, casi, un estilo de vida, donde los materiales naturales, con la madera al frente, y los elementos esenciales ayudan a crear ambientes sobrios, pero llenos de calidez.

Este movimiento nace del Raw Food que fomenta el consumo de alimentos crudos, que dio paso al Raw Wood (madera natural) con fuerte presencia en la decoración actual. Esta tendencia esta dentro de una forma de pensar en la que se busca lo natural y no manipulado a todos los niveles. Lo natural en estado puro se instala en nuestras estancias, buscando crear ambientes cálidos y sobrios, donde la naturaleza se encuentra en cada rincón, y no solo en las plantas y el verde que nos rodea.

ESENCIA DEL RAW

Es un estilo donde la sencillez, los materiales “en bruto” y la ausencia de aderezos decorativos son la base de una filosofía que busca la unión con la naturaleza también en la ciudad y que encuentra la belleza de los elementos, en la imperfección de los mismos. Raw, que podríamos traducir por “crudo, bruto o primitivo”, recupera para la vivienda actual la esencia de hogar, ese lugar donde sin muchos lujos podés vivir a gusto y recuperar los valores esenciales.

MATERIALES

El raw ama la madera por encima de todos los materiales. Pero no hablamos de esas piezas de madera perfectas y brillantes por varias capas de barniz, sino de esa otra, casi en bruto y sin pulir, que no esconde sus defectos sino que los enfatiza para que acaparen toda la atención. Texturas ásperas, agrietadas, desiguales… Son sus mejores atributos, ya que forman parte de ella misma y de su evolución. Aunque esto no signifique que se trate de un estilo descuidado o solo apto para casas de campo, ya que su aspecto natural esconde un trabajo artesanal, donde se mima cada detalle.

Sin embargo, a pesar de lo que pueda parecer, no estamos ante un estilo rústico al uso sino que se trata de una tendencia versátil y sin complejos, capaz de integrarse en diferentes decoraciones y salir siempre airosa del reto.

La madera no está sola en este estilo. A su lado, las fibras naturales ayudan a crear espacios llenos de calidez y encanto, donde apetece perderse o encontrarse. Los textiles de la casa (especialmente cortinas, colchas), las alfombras y las lámparas naturales tienen gran relevancia en estos ambientes. Respecto a las piezas, las mesas de comedor, con sus grandes tablones, optan al papel protagonista dentro y fuera de casa, vistiendo el comedor con su sola presencia. Mientras que las mesas auxiliares, los bancos y los taburetes (imposible no pensar en aquellos que tienen forma de árbol) nos ayudan a diseñar un estilo cálido y entrañable.

SUS CLAVES

A pesar de su sencillez y su aspecto poco elaborado, se trata de una tendencia decorativa con muchas posibilidades en el hogar, ya que combina con cualquier estilo, integrándose fácilmente en el ambiente. Lo ideal no es monopolizar las estancias con él, sino incorporar diferentes elementos para que convivan en armonía.

Otra de las claves es su pasión por los colores claros y naturales. Nada debe desentonar, por eso el rojo y el azul, por ejemplo, tienen prohibida la entrada. Evidentemente se huye de lo artificial (el barniz no es una opción) con acabados al aceite, mucho más naturales.

El raw encuentra en lo esencial su identidad, no se la intentes cambiar con interferencias visuales. Se busca crear una sensación de bienestar, en perfecta armonía con la naturaleza a través de materiales y espacios en calma, que inviten a la relajación.