Escribe el Lector Opinión Domingo, 30 de junio de 2019 | Edición impresa

"Vivisección” de la seguridad vial

Por Dr. Eduardo Bertotti 

Cuando hacíamos la vivisección de una rana (práctica horrible que espero no se haga hoy en día) en la materia Zoología, nos dividían en grupos. Unos analizaban el sistema digestivo, otros el sistema nervioso, otros el muscular, etc. 

Al final de la clase, cada grupo “conocía” a la perfección lo que le había tocado en suerte analizar. Pero todos perdimos conciencia de que cada parte formaba una “porción” del conjunto que era la rana. En otras palabras, para cada grupo el anfibio era el sistema digestivo, o era el nervioso, o era el muscular, menos…   la rana. 

Siento (tal vez equivocado) que nos pasa lo mismo con la problemática de la seguridad vial. 

“No puede tratarse el tema del tránsito y la seguridad vial sin un enfoque sistémico. Aclaro que no es un criterio exclusivo ya que lo comparten numerosos autores y profesionales en la materia que no pienso citar ya que sería un despropósito y me olvidaría de muchos. Pero creo que tal enfoque no siempre se tiene presente a la hora de buscar soluciones a la problemática que actualmente enfrenta la sociedad. 
Muy por el contrario y en el calor de las discusiones algunos parecen aferrarse como niños a defender (si así puede decirse) la incidencia de un factor (hombre-vehículo-ambiente) sobre los otros en cuanto al grado de responsabilidad directa en la causalidad siniestral. Y es precisamente en esa discusión cuando muchos y en varias oportunidades me incluyo, perdemos el norte de ese enfoque sistémico”. (Bases... Seguridad Vial-Fascículo 2: El Factor Humano–Introducción). 

Lo grafiqué en tono de broma hace muchos años en algunas conferencias, manifestando que, desde hace años, se han venido perfilando tres pequeños “grupos de riesgo”. Ellos son: 

1) Los “reduccionistas” del factor humano (“la responsabilidad directa de un siniestro es el ser humano en un 90 %”) 

2. Los “talibanes” del factor camino (surgen como reacción “alérgica” a los anteriores y “creen” que la ingeniería vial está perdiendo terreno frente a otras disciplinas). 

3. Los “demonizadores” del factor vehículo (el automotor “es un arma”, le adjudican “vida y voluntad propia” que pretende ocupar el espacio del ser humano). 

“Los datos de algunos países muy motorizados muestran que este enfoque integrado de la seguridad vial reduce notablemente las defunciones y las lesiones graves causadas por el tránsito, pero llevar a la práctica el enfoque sistémico sigue siendo el reto más importante para las instancias normativas y los profesionales  de la seguridad vial”. Informe Mundial sobre Prevención de los Traumatismos Causados por el Tránsito  (Pág. 6)- OMS / Banco Mundial. 

Dr. Eduardo Bertotti 
Director Instituto Seguridad Vial (ISEV)-Buenos Aires