Sociedad Miércoles, 13 de marzo de 2019

Enojo religioso por el lugar de la Virgen en el Carrusel: "Parecía el Carnaval de Venecia"

El cura párroco de San Cayetano lamentó “el mal trago” para los mendocinos.

Por Redacción LA

Durante el Carrusel la Virgen de la Carrodilla desfiló al final y no hubo autoridades presentes. Desde la Iglesia indican que se deben establecer las pautas claras de cómo desfilará la insignia madre y aclaran que la Virgen “no es propiedad de la Federación Gaucha”. Además, remarcan que la figura religiosa forma parte de la fundación de las tradiciones de los festejos vendimiales y la cultura del trabajo.

 

Juan Manuel Arana, cura párroco de la parroquia San Cayetano, en Radio Nihuil lamentó que mediante la palabra no se pudieran poner de acuerdo autoridades provinciales como la Federación Gaucha para determinar en qué lugar desfilaría la figura de la Virgen de la Carrodilla. Es por ello, que manifestó que “habría que poner por escrito las condiciones” del desfile.

Además, señaló que la gestión actual de Gobierno ha tenido diversas actitudes y desplantes para con los actos religiosos. En este sentido, remarcó que el gobernador Alfredo Cornejo “nunca asistió” a los festejos de Santiago Apóstol y durante el Acto Central el lugar que ocupaba la Virgen de la Carrodilla quedó relegado por una representación “de mujeres vestidas de blanco que parecían más del carnaval de Venecia”.

“La gente se entusiasmó creyendo que iba a entrar la Virgen”, indicó el sacerdote que remarcó que en la representación dejaron de lado la figura religiosa de manera “sutil”.

No obstante, también criticó a la Federación Gaucha por apropiarse de la figura de la Virgen en medio de la disputa con las autoridades de Cultura. “La imagen de la Virgen que se usa pertenece a la Iglesia, pero pareciera que solo fuera propiedad de los gauchos”, apuntó.

 

Finalmente, Arana indicó que toda la discusión en el Carrusel y los cruces entre los funcionarios y los gauchos “ha dejado un mal trago a la sociedad mendocina”. Es por eso, que reiteró la necesidad de establecer las pautas claras para que el desfile en el Carrusel sea de acuerdo a las “tradiciones” que forman parte de “la esencia mendocina”.

“Dejar de lado a la Virgen, que fue fundadora en la devoción a los viñedos, el vino y su protección nos preocupa. Esperamos que estas cosas no vuelvan a suceder, porque exceden lo puramente religioso, forman parte de nuestra esencia mendocina”, completó.