Policiales Miércoles, 9 de octubre de 2019

Violó a una joven de 18 años y lo detuvieron mientras jugaba fútbol en San Rafael

El presunto autor del ataque sexual es conocido como "Potoco" y tiene antecedentes penales por homicidio, narcotráfico y otros delitos.

Por Redacción LA

Detuvieron a un hombre de 41 años acusado de violar a una joven quien sería la novia de su hija. Al sujeto lo atraparon mientras estaba jugando al fútbol en San Rafael.

El aberrante episodio ocurrió en la madrugada del domingo, en el interior de una vivienda de callejón El Pedregal, en el barrio El Molino. Una joven de 18 años se había retirado de su casa de Pobre Diablo y, tras deambular por la zona, encontró asilo en la casa de quien sería su novio, que al momento del hecho no estaba.

 

Cuando ella estaba en la casa, llegó al que señalan como su suegro, de apellido Ureta, quien por la fuerza la llevó a una habitación donde la encerró. Tras amenazarla de muerte y pese a la resistencia de la víctima, el sujeto abusó sexualmente de ella, informó Diario San Rafael.

Luego de la violación, el hombre se fue de la casa, momento en el que la joven aprovechó para huir y pedir ayuda a los vecinos. Realizada la denuncia, los policías llevaron a la chica a la comisaría 38° y recibió contención.

Más tarde, la víctima fue trasladada al hospital Schestakow, donde los médicos confirmaron lesiones en partes íntimas y se dejó constancia de escoriaciones que tenía en distintas partes del cuerpo, producto de la resistencia durante el abuso. Quedó internada bajo observación permanente.

 

Por el lado de la investigación, se allanó la casa donde se habría producido el abuso. Pese al secuestro de prendas de vestir y ropa de cama que serán peritadas, en el lugar no estaba el autor del delito sexual.

Finalmente, el sujeto fue detenido el mismo domingo, pero en la zona de Cuadro Benegas, donde estaba jugando un partido de fútbol.

El hombre es conocido como "Potoco" y tiene antecedentes penales: homicidio, intentos de homicidio, narcotráfico, delitos contra la propiedad, entre otros delitos.

 

Será imputado por "abuso sexual agravado por cometerse con acceso carnal en contexto de violencia de género", por lo que arriesga hasta 20 años de prisión en caso de ser hallado culpable por la Justicia.