Policiales Viernes, 12 de abril de 2019

Video sexual y extorsión: la declaración del femicida que fue filmado cuando escapaba

Antonela Bernhardt (27) fue degollada en su departamento de Posadas. El único acusado dijo que la mató por accidente.

Por Redacción LA

Una mujer de 27 años fue encontrada el jueves pasado degollada en un departamento de la zona de El Brete, de la ciudad misionera de Posadas, y por el femicidio fue detenido Cristian Daniel Vargas (29), quien fue filmada por los vecinos cuando escapaba del lugar del crimen, confirmaron Fuentes policiales. 

 

Antonela Rocío Bernhardt (27), oriunda de Oberá, quien fue encontrada asesinada cerca del 14 e en el departamento de alquilaba en la calle Comandante Miño 980, en la capital de Misiones. 

Fuentes policiales aseguraron que todo comenzó cuando la mujer tenía una fuerte discusión con  Vargas , quien aparentemente, se apoderó de un cuchillo y la degolló. Los vecinos que escucharon la pelea y lograron filmar el momento en que el hombre salía del lugar. 

A más de una semana del femicidio, el principal sospechoso declaró en el Juzgado de Instrucción Tres de Posadas y dio una insólita versión de una aparente extorsión por parte de la víctima con un video sexual.

Gentileza / Diario Primera Edición

“En la cárcel pagué como un violín y un asesino, hasta que se enteraron y me mandaron a otro lugar, donde estoy bien. Yo quiero aclarar que no hubo penetración, la autopsia va a demostrar que no tuvimos sexo”, comenzó diciendo el acusado, según publicó el diario El Territorio.

Sobre su relación con la víctima, Vargas aseguró: “Nunca tuvimos confianza, siempre fue laboral y por eso me sorprendió cuando ella me dijo ‘Cristian, quiero tener sexo oral’, para decirlo de una manera, no quiero ser vulgar”.

Según el relato del acusado advirtió que la mujer tenía su celular en la mano mientras tenían sexo. “Me estaba grabando haciéndome sexo oral a mí”. Y agregó: “Nos levantamos y nos vamos a la pieza para tener sexo y ella me dice que me estaba grabando y que le iba a mandar a mi mujer. Que ella no quería mil pesos; ella quería mucho más”. 

 

“Yo no le pregunté en ese momento cuánto, porque me desesperé de que mi mujer se dé cuenta de que yo estaba siendo infiel y entonces le dije que sí. Empezamos a forcejear con el teléfono y quedamos que ella iba a borrar y yo le iba a dar la plata. Quedó ahí, yo empecé a juntar mis cosas y ella me dijo sonriendo que todavía tenía el video”, detalló.

Y continuó: “Cuando estábamos forcejeando, yo le agarró la mano a ella y le atraigo hacía mí - ella es petizita y el hombre tiene más fuerza que la mujer-; la idea era sacarle el cuchillo de una vez por todas, pero cuando la traigo directamente le clavó el cuchillo en la garganta. Ella cae con el cuchillo en el borde de la cama”.

 

“Yo le saco el cuchillo (de la garganta) y empiezan a golpear la puerta la dueña del alquiler. Nunca estuve en esa situación, nunca vi un cuerpo, ni fui jamás a un velatorio y de repente ver eso, que estaba temblando y agonizando -por la víctima-. Estaba yendo a abrirle la puerta a la señora con la mano llena de sangre porque primero le tapé con una remera y luego con mi mano”, detalló. 

"Le atendí a la señora desde la ventana para que no vea mi mano mojada. En el transcurso que yo supuestamente habló con Antonela lo único que quería era irme porque ya sabía lo que iba a pasar si me quedaba ahí y pedía una ambulancia. Pero eso es lo peor que hice, abandonarle a ella a su suerte”. concluyó.