Por las redes Viernes, 21 de febrero de 2020

Video: el reconfortante gesto de un niño con un hombre que acababa de perder a su hija

El niño no conocía al repartidor de pizza pero antes de irse lo abrazo. Luego su madre supo quién era el hombre y lo que le había pasado.

Por Redacción LA

Ryan Catterson es el empleado de un local de comidas de Rhode Island, en Estados Unidos. Hace una semana que perdió a su hija de 16 años tras una larga lucha contra una enfermedad. El dolor que le provocó seguramente lo llevaba pintado el rostro y cuando menos se lo esperaba sucedió algo enternecedor.

 

Un gesto conmovedor

Lindsey Sheely es una mujer que vive con su pequeño de 2 años, Cohen. El sábado por la noche pidió una pizza al mismo local donde llama con frecuencia. Luego de unos minutos el repartidor llamó a la puerta con el pedido, recibió el dinero y se marchó.

Sin embargo cuando estaba cerrando la reja del porche, sintió unas pequeñas manos que le rodeaban las piernas. Es que el pequeño de 2 años de Lindsay corrió a abrazar al hombre del delivery.

Según publicó diario La Nación, la madre se sorprendió gratamente por el gesto de su pequeño. “Mientras Ryan se alejaba, mi hijo salió corriendo por la puerta, levantó los brazos y le dio un fuerte abrazo. Ryan simplemente se inclinó hacia él, era muy lindo, muy dulce", contó. Mi hijo incluso trató de darle un beso.

 

Cuando pasó el momento, Lindsey entró junto a Cohen a la casa y contó a sus amigos en las redes lo que acaba de presenciar. “Alguien vio que lo publiqué y le contó a Ryan, que se acercó a mí y dijo: 'Creo que yo era tu hombre de la pizza, ¿Te importaría si comparto la publicación?'", expuso.

2-year-old hugs pizza delivery driver not knowing he just lost his daughter

A ella le pareció bien y le envió una solicitud de Facebook, por lo que recién cuando ingresó al perfil de Ryan completó la historia. El abrazo del pequeño había significado tanto para él, porque hacía poco menos de una semana que había tenido que atravesar la dolorosa pérdida de su hija. “Fui a su página de Facebook y vi que recientemente perdió a su hija. Había compartido que realmente necesitaba un abrazo”, recordó Lindsey.

 

Para la mujer había sido un momento “lindo y divertido” pero en realidad Ryan estaba pidiendo a gritos un abrazo. Tal es así, que según él mismo declaró ante la prensa local que había hablado recientemente con sus hijos, que no viven cerca de su hogar. Les había solicitado compañía porque estaba muy triste. “Les había dicho a mis hijos y a toda la familia cuánto necesitaba abrazos antes de que vinieran y luego ese dulce niño me dio uno. Era casi como si el universo o mi hija lo hubieran sabido y me lo hubieran enviado", se emocionó Ryan.