Sociedad Domingo, 12 de enero de 2020 | Edición impresa

Verano en los museos: una invitación para disfrutar de los renovados espacios 

El ECA, la Mansión Stoppel y la Casa de Fader, cuentan con una variada propuesta de muestras.

Por Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

A la vuelta de la esquina, cerca de donde se realizan los trámites bancarios o a sólo unos pocos kilómetros de distancia. Los museos de Mendoza están ahí, con las puertas abiertas, esperando dejar su particular impronta en todo aquél que los visite. Aunque la invitación se mantiene durante todo el año, el verano y las vacaciones se vuelven una oportunidad más que propicia para recorrer estos espacios, sobre todo aquellos que reinauguraron hace poco tiempo o que abrieron recientemente, dando nueva vida al mapa cultural de la provincia.

Así el Espacio Contemporáneo de Arte (ECA) Eliana Molinelli, el Museo Provincial de Bellas Artes (MPBA) Emiliano Guiñazú- Casa de Fader y el Museo Carlos Alonso- Mansión Stoppel ,aparecen primeros en la lista de interés tanto para mendocinos como para turistas.  Aunque allí no ofrecen -por el momento- actividades pensadas exclusivamente para esta época del año, sí cuentan con una variada propuesta de muestras y algunos condimentos que vuelven por demás atractivos los distintos recorridos.

 

La perla del centro 

Tras el feroz incendio que lo tuvo en el centro de la escena en 2017, el ECA reinauguró en noviembre pasado y está listo para volver a disfrutarse. Al traspasar su fachada recibe al visitante una imponente escultura de Eliana Molinelli realizada en cobre, bronce y vidrio que fue donada por la familia de la artista que, a partir de la reinauguración, da nombre al espacio.

Emiliano Guiñazú. Es un pasaje a la historia de la plástica. | Mariana Villa / Los Andes

En la sala principal se cuelan los rayos de sol a través de la excepcional cúpula de vidrio, los que iluminan la muestra “Retrato y figura humana”, una exposición de arte figurativo que posee obras de 65 artistas de todas las épocas, principalmente mendocinos. Allí relucen los rostros, los cuerpos y las distintas interpretaciones del ser a través de más de 200 esculturas, dibujos, pinturas y fotografías. Las creaciones llevan los nombres de Roberto Azzoni, Antonio Sarelli, Esteban Boasso, Florencia Aise, entre otros y permanecerán allí expuestas estimativamente hasta marzo.

 

La misma muestra se extiende por toda las salas, logrando un clima más intimista en el subsuelo y más público en el primer piso, donde también se hace más evidente el pesar del calor estival. Puntualmente en la sala José Bermúdez puede apreciarse un atractivo muy particular para los curiosos y amantes de la tecnología: un cuadro que incluye realidad aumentada. La obra de Doménico Cirasino titulada “Propia Sombra” presenta indicaciones que invitan al observador a descargarse una aplicación, abrirla y a apreciar el lienzo a través del celular. Siguiendo estas instrucciones se puede ver cómo la protagonista del cuadro cobra vida en tres dimensiones, se mueve y cambia de tamaño en distintos puntos de la sala.

Esperada incorporación

Inaugurado en marzo de 2018 el Museo Carlos Alonso-Mansión Stoppel combinó una esperada recuperación patrimonial con la apertura de un nuevo espacio para las artes plásticas. Durante su visita, se puede apreciar la finamente restaurada estructura edilicia -que data de 1910- a lo que se le suma la calidez y conocimiento de Patricia Barranco quien suele oficiar de mediadora entre los cuadros y los visitantes. 

 

Ella destaca que al museo puede entrar cualquier persona porque “no es una cuestión de entender, sino de sentir”, mientras guía un recorrido que empieza en la sala de situación del espacio. Allí se cuenta la historia tanto de Luis Stoppel, primer propietario de la casona, como de Carlos Alonso, reconocido artista mendocino quien da nombre al lugar.

Eliana Molinelli. Una experiencia moderna con la tecnología. | Ignacio Blanco / Los Andes

Por estos días y hasta febrero, el museo alberga una muestra de Alberto Musso, reconocido artista y recordado docente de la facultad de Artes de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), fallecido en 2008. La exposición refleja distintos lugares que transitó en su vida, así como su anclaje a hechos sociales y políticos como la dictadura del ‘76, el Mundial del ‘78 y la tan recordada “Mano de Dios” de Diego Maradona. La muestra ocupa la gran mayoría de las salas de exposición de la mansión, salvo una -justamente la que tiene ventanales hacia calle Emilio Civit- en la que se evitó intervenir para mostrar cómo era la realidad de la casa en el siglo XX. 

 

En el “espacio B”, continuidad del museo pero de construcción moderna, se puede disfrutar de dos muestras de artistas mendocinos hasta el 9 de febrero: “El eco de las utopías” de Fernando Jereb y “Permanencia-Transformación y Permanencia otra vez...” de Paula Dreidemie. La novedad aquí reside en que ambos creadores realizan sus propias visitas guiadas por estas exposiciones en determinadas fechas, lo que fomenta la interacción entre el observador y el artífice de la obra. La de Jereb será el próximo sábado 18 de enero a las 18.30 y la de Dreidemie el viernes 24 de enero a las 19 junto con un colectivo de mujeres que realizarán una intervención. 

Recuperación patrimonial

Sin lugar a dudas, la reapertura del museo Fader fue una de las más esperadas por los mendocinos por tratarse de un sitio patrimonial cerrado desde 2014, aunque desde 2012 ya funcionaba de forma intermitente. Actualmente el espacio está habilitado, pero aún con algunas limitaciones derivadas de los trabajos finales del proceso de reconstrucción de la casona que, tal como estimaron desde allí, finalizarán en marzo. Así es que de las 13 salas, se pueden visitar 5 que se van rotando mientras los expertos se dedican a la instalación de aires acondicionados e iluminación. 

 

De todas formas, observar la casa en óptimas condiciones -renovada respetando su aspecto original-, así como los murales de Fader en el hall principal y en la famosa sala de la piscina, es un atractivo en sí mismo. Estos últimos fueron restaurados por un equipo de 22 expertas que le devolvieron su antiguo esplendor. Además se puede apreciar la pintura decorativa original de la casa que desde su apertura como museo había sido tapada, primero con arpillera y luego con paneles de madera.

Allí además se exhibe una pequeña parte de las 1.700 obras que son propiedad del museo que incluyen cuadros de artista mendocinos tales como Carlos Varas Gazzari, Rafael Cubillos, Fidel Roig Matons, entre otros, además de las infaltables creaciones de Fernando Fader. Próximamente, también en marzo, esperan poder habilitar el jardín de las esculturas a las cuales se las está dotando de iluminación propia y riego por aspersión en todo el predio.

 

Arte para  los niños

Para que los niños empiecen a tener contacto con el arte desde pequeños, el Ministerio de Cultura y Turismo presentará próximamente una propuesta de actividades para niños en el Museo Carlos Alonso- Mansión Stoppel. Tal como anticiparon, la invitación sería a partir de la segunda quincena de enero por lo que llamaron a los papás a permanecer atentos a las novedades. Desde allí ya han tenido entretenidas experiencias con niños a quienes los han invitado a recorrer distintas muestras acompañados de un especialista, para luego incentivarlos a dar rienda suelta a sus propias creaciones.

Sepa más

Horarios y direcciones

Museo Carlos Alonso - Mansión Stoppel

Días y horarios: martes a domingos de 10 a 19.

Entrada: general $ 50 y para estudiantes y jubilados $ 30. Martes gratis.  

Dirección: Emilio Civit 348, Ciudad. 

 


 
Espacio Contemporáneo de Arte Eliana Molinelli.

Días y horarios: lunes a viernes de 9 a 19 y los sábados de 9 a 14.

Entrada: gratuita.

Dirección: 9 de Julio y Gutiérrez, Ciudad. 

Museo Provincial de Bellas Artes Emiliano Guiñazú - Casa de Fader.

Días y horarios: de miércoles a viernes de 10 a 19. Sábados y domingo de 13 a 19.

Entrada: gratuita

Dirección: San Martín 3651, Mayor Drummond, Luján de Cuyo